LOST 6*09: "Ab Aeterno"

¿Cómo hemos pasado las vacaciones? Cortas, no? ^_^ snif!
Había leído en distintos foros que era de los mejores episodios de LOST. Y, siendo sincero, el episodio me parece muy bueno, pero, para el que se considere un verdadero “lostie”, creo que no tiene el grado revelador que esperábamos, “simplemente” confirmatorio.
Este episodio deja de lado la realidad “X” para centrarse en la vida de Ricardoel tinerfeño“,(que no sé por qué el LISTO de Jacobo se empeña en llamarle Ricardus, y el propio Ricky, en llamarse Richard … uno, maniático del latín, y otro, empeñado en aprender inglés!)  a partir de 1867. Ya teníamos claro que había venido en la Roca Negra, por lo que la sospecha de que tenía algo que ver con la civilización Egipcia, se ha esfumado como “Smokey”. ¿Tendremos respuesta a por qué entonces se “contorneaba” los ojos? No sé, no sé …
En fin, que vemos como Ricardo (ya que hemos descubierto su origen español, me niego a utilizar otros idomas) cabalga raudo y veloz por una selva poblada hasta su choza donde su esposa, Isabel, está bastante perjudicada. Al toser sangre, Ricardo coge de nuevo el jamelgo (de dónde vendría!?) y va a casa del médico “simpatías” y, tras suplicarle y darle unos céntimos y la cruz de su amada, la cual, dice no valer nada, el pobre Ricardo entra en “berserker” y le quita el tarrito de farlopa sin prescribir (se la receta sin saber qué le pasa a la pobre Isabel), con tan mala fortuna que, el “doctorsito”, se parte el cráneo con la mesa donde se estaba calzando el “muslico pollo”. Como es de esperar, a Ricardo lo meten en prisión, lugar donde descubrimos que es un autodidacta y aprende inglés leyendo la biblia. Es allí donde se encuentra otro mal nacido, esta vez, de profesión cura que, por unos reales, lo vende como esclavo al capitán de la Roca Negra… (vaya una simpatía y bondad tiene la gente de Tenerife en esas fechas) OJO! y quién es? pues nada más y nada menos que Magnus Hanso! antepasado del fundador/financiador de la Iniciativa Dharma! (os acordáis en “La constante” cuando Desmond interrumpe a Widmore en la subasta del diario del capitán?).
Así, como era de esperar, tras un viaje algo accidentado, “La Roca Negra” se estampa en la estatua (según dice más tarde AntiJacobo), aunque espero que, realmente, no fuera el barco quién reventara esa “obra de arte” isleña, sino el “oleaje” (que hiciera también que el barco apareciese en medio de la selva). Cuando Ricardo despierta, se encuentra al contramaestre, sable en mano, insertando al resto de esclavos por miedo a quedarse sin provisiones …. justo cuando, ese ruidito que precede a la tempestad llega a sus oidos… una nueva escabechina que protagoniza Smokey …
Entonces, al pobre esclavo Ricardo, se le aparece su amada Isabel en sueños, visiones, y le dice que tiene que huir del diablo … justo cuando, si antes lo dice, aparece de nuevo Smokey destrozándola (eso cree Ricardo). El cabronazo de AntiJacobo, a pesar de saber que está ahí, deja a Ricardo que casi se pudra en la bodega del barco hasta que se decide a TOCARLO (ojo, porque es posible que solo pueda tocar a quien no haya tocado previamente Jacobo … recordad cuando se le aparece a Locke en forma de Christian y le dice que, a pesar de verlo con la tibia en pedazos, no puede ayudarlo a levantarse a girar la rueda). Por supuesto, antes de liberarlo, le dice que tiene que echarle un cable para matar al diablo que fue quién se llevó a su mujer (Farolero!), y quien le traicionó “robándole su forma humana“, entregándole la misma daga de Eddie Murphy en “El Chico de oro”, la misma que Dogen entregó a Said (esperemos que la daguita, de verdad, sirva para algo, porque hasta ahora…) y diciéndole lo mismo que Cudeiro le dijo “no le dejes hablar“. Aquí, guiño: le dice exactamente lo mismo que con su “forma Locke” en la playa, al principio de la temporada: “Me alegra verte sin esas cadenas, amigo“. ¿Su forma humana? mmmm….
Así, Ricardo, llega a la playa y no es que no deje hablar a Jacobo, es que, éste, es quien no le deja hablar y le mete una buena “so`manta ostias” hasta que el tinerfeño dice que quiere vivir. Entonces, Jacobo, enciende un fuego y trae un vinito cosecha de “vete a saber cuándo“, y explica a su nuevo amigo cuál es su trabajo, qué pasa en la Isla, quién es AntiJacobo, y que no mire a su “casa-pie”, que solo entra quien invite, y, de momento, no es invitado.
Nos desvela entre trago y trago lo que ya sabíamos… que Jacobo y AntiJacobo, al estar realmente presos en la Isla, se llevan entre manos un jueguecito macabro: Jacobo trae a gente a la Isla buscando su Sustituto (porque sabe que, algún día, Benjamín lo matará), y para demostrar que la raza humana es bondadosa en su interior; mientras, AntiJacobo se dedica a corromperlos y hacer que se maten entre ellos, o actuar de “Ejecutor” cuando ve que son imposibles de redimir (de ahí que Ricardo pasara su juicio?). En definitiva: la Isla es una cárcel, Jacobo su carcelero, y AntiJacobo su preso y, mientras, pasando las horas muertas, se divierten trayendo a peña para ver cómo evolucionan. Típico, muy típico de la mitología griega. Ahora que han estrenado el “remake” de “Furia de Titanes”….
Tras contarle todo esto, Jacobo le ofrece a Ricardo ser su “mano derecha” … ya sabemos, su puto cartero inmortal… puesto que, al ver que no puede ofrecerle el perdón, la redención, ni a su esposa, le pide la vida eterna viendo el panorama que le espera cuando muera … momento en el que, a Jacobo, se le enciende la mirada y le toca un poquito … deseo concedido. Y, hala, le encarga su primera entrega … una piedra blanca para AntiJacobo (una pieza más del tablero) … éste, le ofrece su puerta abierta en el momento en que Ricardo cambie de opinión, sea el momento que sea.
De vuelta a la “Realidad Humo“, Ricardo está un poco “volao” y, tras escuchar como Iliana dice que Jacobo le comentó que solo Ricardo sabría qué hacer, éste, se descojona a lo “Amadeus” (diciendo como en su día Anthony Cooper dijo que “estaban en el Infierno”), y se pira al interior de la Isla. Mientras, Hugo, parece estar hablando con alguien. Jack, rabioso como siempre, le dice que le cuente qué dice Jacobo, a lo que Hugo contesta que no es asunto suyo (cada vez que le dan un corte a Jack, gano un año de vida!). Ricardo va directo a desenterrar la cruz de su amada bajo el árbol donde se calzó su primer jabalí. Cuando está berreando para que aparezca Smokey y lo lleve con él, aparece el señor Reyes (porque es un señor!) y hace como interlocutor entre él y su chica, quien le encomienda una nueva misión que de sentido a su vida: evitar que Smokey abandone Alcatraz ya que, de modo contrario, de cabeza al infierno con sus culitos. A lo lejos, comprobamos como AntiJacobo ya estaba a puntito de volver a reclutarlo.
De vuelta al pasado de Ricardo, Jacobo le hace una visita a su coleguita de prisión, llevándole un poco de vino del que se ha calzado con el tinerfeño, teniendo un diálogo irónico sobre el intento de asesinato de AntiJacobo. Sabemos que, mientras que Jacobo no muera, AntiJacobo no podrá abandonar la Isla ni recuperar su “forma humana”. Tras mirar el poso de la botella, la rompe. ¿Querrá volar en pedazos o hundir bajo el mar la Isla (botella)? Mmmmm….
¿Por qué no puede matar el mismo a los candidatos? ¿No era el señor Eko un candidato? ¿O solo se los puede cepillar una vez comprobada su imposibilidad de redención? Seguiremos esperando …
Continuará en LOST 6*10: “El paquete” (vuelven Cudeiro y esposa).
Pd.- “Esto? que se lo beba tu puta madre!” ^_^
Pd.(2).- para los que todavía no estéis familiarizados con la mitología egipcia que parece existir en la Isla “Alcatraz”, como siempre, os recomiendo esta web: http://lostph.blogspot.com
Pd.(3).- Siempre he dicho que “Adán y Eva de las cuevas” eran Rose y Bernard, pero y si… ¿Fueran la madre de AntiJacobo, y la forma humana de éste? Mmmm…. (a ver si ahora, uno de un blog que yo me sé, también dice que es suya esta teoría…)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *