Lost 6*15: “A través del mar”.

Menuda nochecita he pasado tras ver ayer este PEDAZO DE EPISODIO. Los que sigáis mis “tontunas” a través de éste, mi Gili-blog, no sigáis leyendo si sois de los que estáis “atrapados en Cuatro” (como el menda, hasta ayer que me pasaron calentito el episodio).
Esta vez, no podemos hacer distinción de las dos realidades, sino que la historia única y exclusivamente se centra en la vida de Jacobo y AntiJacobo, SU HERMANO GEMELO, como se mascaba desde hace tiempo. Al lío!
El episodio empieza con una mujer embarazada (Claudia) llegando a la playa buscando agua desesperadamente (mira qué poco tardó ella en encontrar el río, y no como Jack, que tuvo que perseguir al “fantasma” de su padre). Cuando está remojándose los labios, aparece la “LOCA ISLEÑA” (a partir de ahora, simplemente LOCA). Se lleva con ella a Claudia a las cuevas (las de siempre), y allí, le da por ponerse a parir un niño con una cara que telita, llamado Jacob (qué feo es!). Cuando parece que se está estabilizando, le entra otro apretón, y … tachán! El hermano gemelo al que nunca puso nombre, pero que nosotros conocemos por AntiJacobo (AJ). Y después de este episodio, héroe de todos (ya se mascaba desde hace muuuuuucho el dilema de afirmar si Jacob era realmente bueno, o algo “chungo” tenía).
Cuando quiere ver a los hermanitos juntos, LOCA revienta el cráneo a pedradas Claudia. Hala! Así empieza el episodio. LOCA ya tiene a sus gemelos (sus candidatos/sustitutos).
Así pues, los niños van creciendo y formando su propia personalidad. Ya desde un principio, empieza a verse que Jacobo es un TONTO DE LOS COJONES. AJ encuentra el tan esperado juego de piedras blancas y negras (llamado Senet, de origen egipcio, tal vez de ahí, la razón de la Estatua), invitando al coñazo de su hermano a jugar. Éste, le pregunta a AJ cómo sabe jugar, y AJ, le responde que “simplemente, lo sé”. Evidente la conexión que tiene con la Isla, y que, Jacobo, tardará siglos en tener.
Mientras que AJ tiene inquietudes (saber qué hay fuera de la Isla, de dónde vienen, etc…) el payaso de su hermano fumeta se lo canta todo a mamaita, que se dirige a la playa y le echa una charla a AJ sobre lo único que hay: la Isla, más allá, no hay nada.
Esto, no es que deje muy contento a AJ, y, un día, cuando él y Jacobo van tras un jabalí, ven como hay más gente en la Isla: LOS (“primeros”) OTROS. Corriendo con el “pañal pegado” van a mamita a decírselo, pero, claro, ella ya lo sabe (“vinieron por accidente”, curiosa la frase, eh?), y es entonces cuando se nos descubre el gran misterio: qué es realmente la Isla. LOCA dice que los hombres no son de fiar, que son malos, “vienen, pelean, destruyen, corrompen, siempre acaba igual …” (justo lo que AJ le dice a Jacobo en su rinconcito de la playa cuando está llegando “La Roca Negra”). Mamita, coge a los niños, y como confía mucho en ellos, les venda los ojos y se los lleva paseando por la selva hasta …. El corazón de la Isla (aquello que el verdadero Locke dijo a Eko haber visto una vez, y “lo que había visto, era algo hermoso”): una especie de fuente de la vida, o para hacerlo más simple, como la “batería del planeta, de la vida”, la “Caja Mágica” que una vez mencionó Ben y a Jacobo como “El hombre tras la cortina”. Según LOCA contiene “vida, muerte, reencarnación …” (ojo a Aaron!). Tal vez, fuera AJ quien enseñara a Locke la Luz, y de ahí el ser tan cansino con hacer creer a los “Losties” que estaban en la Isla “POR UNA RAZÓN”.
Ha llegado el momento de saber, por qué están ahí? Uno de los dos deberá ser el vigilante de esa Luz, y deberá impedir por todos los medios que nadie la descubra (ya sabemos de dónde viene el ímpetu rabioso de los líderes por hacer lo que sea y como sea). También descubrimos el por qué no pueden tocarse Jacob y AJ: LOCA hizo que no pudieran hacerse daño mutuamente tras tocarlos “a lo Jacob”. Pero, eso sí, darse de vez en cuando un poco de manteca …. Hala! Ya están las cartas sobre la mesa, y el conflicto creado.
AJ, mientras están echando una partidita, en la que Jacobo no para de hacer trampas, y tiene muy mal perder, y ante las quejas del cansino jacobino, le dice: “hey, éste es mi juego, algún día inventarás tú uno y pondrás las reglas” (macabro juego que se llevan con los “Losties”). En éstas que, mirando a un lado, ve el fantasma de su verdadera madre (Jacobo, no; está claro que nunca ha sido ESPECIAL este tonto) y le da por seguirla a través de la Isla (como han hecho casi todos en algún momento de la serie) (si tomáramos este “poder” de referencia, el señor Hugo, coge posiciones como Sustituto. Siempre ha sido mi apuesta, aunque he de reconocer que pinta mal a favor de Jack). Ésta, lo lleva al otro extremo y le enseña el pueblo de “Los Otros”, su pueblo, de donde venía ella, su verdadera madre (y le cuenta toda la verdad).
Claro, el pequeño AJ, a media noche, se prepara el petate e intenta convencer a su hermano para que se piren con su gente, y abandonen a LOCA, la asesina. Y aquí se produce la escisión entre hermanos: AJ le cuenta toda la verdad a Jacobo que no se la toma muy bien, y le mete una buena tanda de ostiacas. Aparece LOCA y AJ le reprocha en su jeta todo, y le dice que se va con su gente a pirarse de la Isla. En esto, su madre, suelta otra “gorda”: “No importa lo que te digan esas personas, nunca podrás salir de la Isla” (y por qué el puto Jacobo sí? Porque realmente no era el destinado a ser el Guardián?) Jacobo ya tiene más traumas que Belén Esteban, y de boca de LOCA, se da cuenta que es el menos querido de los hermanos.
A AJ, se la “pela” lo que diga LOCA, y se va con su pueblo, donde ya se hace un hombretón, y curra como el que más. De vez en cuando, Jacobo, tras la maleza, aparece y se echa un ratico al Senet mientras que hablan de la condición imperfecta de los hombres: AJ ha visto la verdadera naturaleza de ellos, y Jacobo, sigue confiando en su bondad (como hasta ahora): “es muy fácil decirlo, como los ves desde arriba”.
Uno de esos días, AJ le cuenta qué han descubierto en la Isla: fuentes, pozos de energía donde el metal se comporta de modo extraño y, excavando en uno de los lugares, acceden directamente al Corazón de la Isla (ya sabemos también de dónde viene el famoso puñal de Cudeiro). Como siempre, el puto Jacobo va corriendo a chivarlo todo a LOCA, que, como buena vigilante de la Isla, debe evitar que alguien la abandone, y menos, su niño “prefe”.
Allá, al pozo que va, tras décadas sin ver a AJ, y se planta allí para hacer el “paripé” de despedirse de él. AJ le cuenta que ha descubierto (simplemente por ser ESPECIAL) el modo de introducir una rueda (estación Orquídea) en dicha Luz para poder pirarse de la Isla, a lo que LOCA se queda extrañada de ver cómo sabe tanto este chico (por qué estará la salida en Túnez? De dónde vendrá la estatua de la playa? A qué civilización nos enfrentamos? Todo sin resolver aún). Tras darle un falso abrazo, lo empuja contra la pared creyendo haberle abierto el cráneo. Esta zorra ni pestañea cada vez que tiene que aplastar cabezas. Y luego dicen que los hombres corrompen. Así que, no contenta con creer haber matado a su “hijo”, hace una buena escabechina en el pueblo. Y, ojo! Que sigo manteniendo que el Humo Negro no es lo mismo que AJ. ¿Cómo ha podido hacer ella solita tal destrozo de cuerpos? Los cuerpos recuerdan al del piloto tras llevárselo “una gárgola dinosaurio”.
Así, solo queda un SUSTITUTO, por lo que LOCA se lleva de vuelta al Corazón de la Isla a Jacobo, y le dice que él será su guardián cuando ella muera, dándole un poquito de vino de la inmortalidad: “Ahora, ya eres como yo”, dice LOCA (es el mismo vino que Jacobo da a Ricardo, y por ello, se vuelve inmortal; el mismo vino que Jacobo ofrece a AJ en un determinado momento, y que AJ destroza: antes o después de todo esto? Entiendo que antes de saber cómo escapar de la Isla). Pues con ésas, de vuelta a las cuevas, LOCA percibe como AJ está por ahí, esperándola. Manda a Jacobo a por leña, sabedora de que se acerca su final. Y así es. Dentro de la cueva, AJ, se abalanza sobre ella, y le clava el “puñal Cudeiro”, y al preguntarle por qué no quería que se fuera de la Isla, LOCA, suelta sus últimas palabras: “porque te quiero …. Y …. Gracias”. Hala, nos hemos quedado sin saber el verdadero nombre de AJ (si es que lo tiene). ¿Gracias? Está claro que la inmortalidad (como a Ricardo) llega a ser insoportable.
Justo aquí, vuelve el IDIOTA de Jacobo y empieza a darle “cerita” de nuevo a su hermano (os dais cuenta de que realmente, los buenos, los líderes, son los que acaban recibiendo ostias por todos sitios de los supuestamente “buenas personas”?? Porque no hay que recordar las veces que a Benjamín, le parten la cara). Allá que coge a AJ y lo lleva hasta el Corazón de la Isla, y tras darle un poco más, lo lanza hacia la Luz, justo lo que dijo LOCA que no hicieran, entrar, ya que, de ser así, “algo peor que la muerte ocurriría”. ¿Y qué pasa? Pues que lo que sale de ahí, es …. El HUMO NEGRO!!! Parece (insisto, parece, porque sigo diciendo que el Humo, ya existía) que Jacobo es el culpable de crearlo! Este Jacobo, no hace nada bien, pijo! Tras el susto, encuentra el cadáver de AJ, y se lo lleva a las Cuevas para descubrirnos otro de los misterios de la serie: Adán y Eva, y sus piedras funerarias. (Aquí, ya, debo recular y admitir que me equivoqué con Rose y Bernard. Yo, lo admito, no como otros. Aunque también he leído que sí, que, en un principio, eran ellos, pero que los Creadores han rectificado).
Continuará en LOST 6*16: “Por lo que murieron” (sugerente título, eh?).
Muchos misterios resueltos, y otros que siguen ahí: por ejemplo, ¿La estatua de la playa? No se ha visto? O todavía no se ha construido? Mi teoría: la construyen los Otros para rezar por la fertilidad de las mujeres (hala! Ahí lo lleváis).
Pero la mayor revelación es la que muchos nos olíamos: que el verdadero MAL NACIDO de la serie, es Jacobo. AJ es simplemente, y tal y como él mismo confiesa a Ben, un prisionero. Y Jacobo, un envidioso, rabioso, ignorante, etc… No te fíes nunca de un tío que quiere transmitir tanta paz y tranquilidad.
Las referencias a ser “ESPECIAL” a Locke hacen pensar que, desde un principio, era él el elegido por AJ para intentar salir de la Isla. Necesitaba a alguien que se creyera lo mismo que él. Que sufriera lo mismo que él. Si ya de pequeño dibujaba el Humo Negro…. Tal vez Jacobo le contara que habían encontrado a alguien “especial”, y, desde entonces, AJ ha hecho todo lo posible por reclutarlo. ¿Y Walt? Creo que este pequeño tío raro era el elegido por los Creadores al más puro estilo Desmond (“alguna vez ha estado su hijo en un sitio donde no debería estar?”).
También sabemos ahora el verdadero interés de Widmore en encontrar las fuentes de energía.
¿Quién coño es realmente LOCA? ¿podríamos decir que la Isla es el comienzo de la civilización? ¿Es Dharma quien “reconstruye” la rueda”? ¿Realmente AJ y Humo son lo mismo?
Puf! De verdad, una parte de mi vida, llega a su fin.
Pd.- “Como vuelvas a decir que te quieres ir….”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *