Película: “Harry Potter y la Reliquias de la Muerte, Parte I”.

El pasado lunes pude escaparme con mi chica durante un “ratico” e irnos al Cine a verla. He de reconocer que innumerables han sido mis intentos de leer toda la saga del mago feo con gafas y un “rayajo” en la frente, pero, al final, me he decantado por lo fácil, y a la postre, por lo que realmente me gusta, que es ir a ver la película.
Siempre me ha entretenido este chico y sus compañeros de andanzas (** Lo de Emma Watson es una progresión geométrica! Cómo está madurando esta chica, mejor dicho, ya toda una mujer muy, pero que muy atractiva), a pesar de que las últimas dos entregas, “La Orden del Fénix” y “El Príncipe Mestizo”, me parecieron un soberano tostón cuando estaba en la butaca. Esta última, me la tragué para refrescar antes de ir a ver la primera parte del tan esperado final, y he de admitir, que me gustó muchísimo más que cuando la vi en la gran pantalla.
Dicho esto, y entrando en la película que supone la graduación de Hermion Granger como la próxima mujer más sexy del mundo (si no, atentos a las votaciones de las revistas de pajeros los próximos dos años!), la nota final que, entiendo hace justicia, sería un 7,5. Esto no quita para que la película, insisto, me gustara, pero creo que hay que recalcar dos aspectos, uno positivo y, otro, enormemente negativo:
– empezaré por las “buenas noticias” …. El modo de contar el mito de las Reliquias de la Muerte, nos pareció “chulísimo”, al estilo “marioneta japonesa en sombras”. Una gran idea para romper la narrativa algo lineal de la película.
– Y ahora, las “malas, o malísimas” …. De sobra es conocido que sin J.R.R. Tolkien, la señorita J.K.Rowling (que hasta el nombre artístico parece una calcomanía de EL MAESTRO) y otros aficionados al mundo de la Fantasía Medieval (“Dragonlance”, etc …) no habrían logrado vender ni un “folletillo”. Pero de ahí, a que los guionistas (y critico a éstos, porque no he leído el Libro y no sé si se utiliza esta misma expresión) plagien literalmente al gran Tolkien, me parece algo vergonzoso.
En un momento de la película (la cual no destriparé), se lee el Testamento del Viejuno Dumbledore, y para dejarle un regalito al tontín de Ron Weasley, utiliza (+/-) esta frase: “te ayudará cuando el resto de luces ya no sirva” …
¿Os suena? ¡¡Pero si es prácticamente lo que le dice Galadriel a Frodo cuando le entrega la “Luz de Eärendil” (la que utiliza (más tarde, Sam) con Ella, la Araña)!! Y ya, no menciono el que la Espada de Gryffindor se encuentre en un lago helado … ¿Tampoco os recuerda a una espadita que hacía mucha pupita, de nombre EXCALIBUR?
Con esto, repito, no quiero dejar la película por los suelos, ni mucho menos, porque iré a ver la 2ª parte. Me parece una saga para entretener mucho y a fe, que lo consigue. Pero creo que es justo el destacar que se puede hacer una fortuna sin necesidad de plagiar tan escandalosamente las ideas del Genio que abrió una puerta infinita a los que venían detrás.
Espero ansioso el estreno de la última entrega, y, sobre todo, el desenlace final con Hermion y Ron … ¿Habrá sexo explícito?

Pd.- Esta foto …. Es la más adecuada que he encontrado! Ja, ja, ja, ja ….

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *