Pesadilla en la Cocina: Katay en Tomares (Sevilla).

¿Por qué? Ésa, la pregunta formulada por Chicote tantas veces ayer, era lo único que tenía en la cabeza a cada minuto que pasaba de emisión. Un pedazo de restaurante “guiado” por dos socios: uno de ellos, absolutamente retrasado mental. Lo siento, pero no puedo decir otra cosa del “amigo Baldo” o “el mero de Baldo” (que, encima, hablaba como la desgraciada de la tal Aída ésa, en tercera persona … “Baldo es muy conocido, sí”, ésa era su presentación).
La cosa, desde luego, empezaba bien aunque un poco en plan “ring de mermaos”. Giovanni, ese italiano con acento andaluz que quería dejarse las pelotas en su sueño, mientras que, a su lado (sin mencionar al “cañón” de su novia) tenía al “grandísimo Baldo, el mero”. Podría utilizar decenas de adjetivos para describir el TONTO (sí, con mayúsculas), pero mejor dejarlo en eso, TONTO (según la RAE: “Que padece cierta deficiencia mental”).
He aquí, el primo de “el mero de Baldo” y su demostración de lo que hacen los dos, junto a la novia, en sus ratos libres.

 
Quedó bien demostradito quién era el mentiroso compulsivo del restaurante y quién no tenía ni idea de nada, ni siquiera de hacerse el “enrollao”. Vistiendo como un auténtico paleto que quiere aparentar y trayendo a la BRUJA de su novia a montar un “show” en TV. ¿Pero qué coño hacía esa desgraciada entrando y saliendo y sin parar de hablar? Qué lástima que Alberto sea tan respetuoso, porque era para decirle “oye, te quieres ir a tomar por culo un ratito y dejarnos currar”? Parejita para mandar a las Antípodas a que los sodomicen una manada de demonios de Tasmania.
“Quiero meroBaldo para cenaaaaaaar. Y de postre, brujaaaaaaa!!!!”
Los cocineros … grandes! Ja,ja,ja … grandes guarros, también, claro está. Si quedaba alguna duda de que un cocinero chino dejado a su libre albedrío y costumbres es un CER…..DO!, ayer, nuevamente, quedó despejada (las mezclas de tablas, bayetas, ese filetazo de atún color excremento de ñú …) Y eso, que, seguro, limpiaron la cocina a conciencia. Los dos grandes momentos de “Don” ahora los reseño, porque, eso sí, anoche hubo varios “higlights” de auténtico descojone.
Resumiendo: un sitio de lujo, muy chulo en el que, el equipo del programa, “solo” contribuyó con el cartel de fuera (más que necesario, ya que, desde fuera, parecía el Registro Civil) y esa barra de sushi/coctelería que viste muchísimo. Unos cocineros que, sabiendo lo que tenían que cocinar, lo sabían hacer (grandiosa a la par que evidente idea la de tener la carta redactada en chino) y un sitio, elegido a conciencia, para que los comensales abran la billetera sin complejos. Lo tenía todo y le sobraba únicamente una cosa: el TONTO. “El mero de Baldo” (verás la próxima vez que te cruces con Sergio Ramos).
Ahí los dejó Alberto con una nueva carta que te hace salivar como un perro ante un esqueleto de ballena. Creo que les irá bien si Giovanni sigue echándole cojones y ganas mediterráneas, y no andaluzas (lo siento, es lo que pienso).
Mención especial al show de pelea en el barro que protagonizaron los dos. El “hard highlight” de la noche: el conato de cabezazo “Zizou” que el “mero de Baldo” exageró como si de Pepe o Busquets se tratara. ¡¡¡POOOOOOR FAVOOOOR!!! Payaso, pijo. Si ni siquiera movió el cuello. Eso sí, qué grande la amenaza de “atento eh? Estate atento que no se juega con un italiano” (o algo así). He de admitir que, si soy yo, la ostia, finalmente, se la lleva. Bueno, la paliza.
Vamos con los Highlights:
– El mejor con diferencia … “Cipooteee”, cuando el cocinero llama así a Alberto, ja,ja,ja … es la 2ª vez que te llaman así, Maestro. Ja,ja,ja …
– Examinando la cocina: “Eso, a tomar por culo … Esto se entiende en chino y en español”.
– “Esto está más frío que el rabo de un perro“, ja,ja,ja ..
– Una vez más, consiguieron que saliera de su boca esa frase que queda tan bien pronunciada por el chef: “Me tenéis hasta los cojones”.
– Una vez comprobado que es casi imposible: “Tengo dos noticias una buena y otra mala: la mala es que esto es un desastre y la buena, es que ésta es la solución … SE VENDE”. Ja,ja,ja … grandioso!!!
– “No me echas tú, me voy yo” … “El mero de Baldo”, a lo suyo.
– Una vez informado de la decisión de Giovanni … “tú crees que te va llamar (mero Baldo)? Si me pidiera consejo a mi, le diría que no lo hiciera” … ZÁS!!!! En toda tu boquita de paleto.
– Lo de los turnos, y ver la cara de Chicote saltando como un raspayón ante tal gilipollez, también fue apoteósico … “turnos que hay otra vida”, decía el figura.
– Para despedirnos, de nuevo, el gran “Don”: “Chicote viste muy bien, pero esos pantalones no le pegan” … ja,ja,ja … qué cabronazo!!!
En fin, gracias que #vuelvechicote y que, los jueves, es el único o de los pocos días que enciendo la caja tonta. Gracias Maestro por hacernos disfrutar, reir y aprender. Esto último, para mi, sobre todo.
¡¡Eh!! No olvidemos el resumen de la temporada que emitieron al principio … puede haber momentos realmente estelares … atentos al “Yugo de Castilla” (creo recordar … puede ser ….)
¡¡¡Suerte, Giovanni!!!

Comentarios

  1. Anonymous dice

    Se puede decir más alto pero no más claro, totalmente de acuerdo.
    Ha sido de los capítulos que más me ha gustado ya que por fin han tenido narices a quitarse de en medio lo que sobra.
    Lerdo de Baldo…

  2. dice

    Éste, para muchos, incluido el Chef, es de los mejores programas de esta 2ª temporada. Para mi, también. Giovanni pudo echarle pelotas a lo que llevaba rumiando desde la Península de la Bota: echar de allí a la remora de “El Mero” de Baldo y su bruja ávida de fama. Me consta que les va muy bien: @Katay_Asiatic ….

  3. Anonymous dice

    Para mí otro “highlight” es cuando entra la bruja a la cocina y le dice al mero ¿qué haces en la cocina? El otro llevaba ya medio programa diciendo que trabajaba incluso más que Giovanni, pero la novia (que dice ayudar en ocasiones en el restaurante) no le havía visto allí antes.

  4. Anonymous dice

    El restaurante yéndose al carajo y la bruja, en lugar de ayudar, se presenta allí con sus amiguitos para criticar a la camarera. Algunos se quejan de mala suerte en la vida y en realidad tienen justo lo que se merecen.

  5. dice

    Lo de la “besuga” de la novia de “el mero” es la imagen más patética del programa: una maruja MALA en busca de sus 5 min de fama. Las caras que se marcaba eran de auténtica amateur de cástings … pero imagino que, los dos piscifactores ni siquiera estarán juntos ya …

  6. Anonymous dice

    Has fallado en lo de los andaluces. Lo estropeas con eso. Te crees que los restaurantes buenos sevillanos no los gestionan andaluces. Son típicos topicos los q usas.

    Realmente, el tal Baldo es el vago, no el resto.

    • dice

      Opino igual que “Anónimo”, la critica me ha parecido genial en todo, estaba leyéndola y partiéndome la caja jajaja pero al llegar al comentario sobre “las ganas mediterráneas, que no andaluzas”, me ha sonado un poco al tópico de que los andaluces somos vagos. La gente por el norte se piensa que aquí solo cantamos flamenco, bailamos sevillanas y dormimos la siesta. Ya te digo que por lo demás todo guay. Saludos amigo!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *