«La vida de Pi».

Ganas acumuladas las que tenía de ver la nueva OBRA MAESTRAde Ang Lee. Sabía que, visualmente, me enamoraría como ha hecho con otros tesoros de la gran pantalla («Tigre y Dragón» pasó a formar parte de mis «elegidas» sin pestañear). Pero, los primeros 65 min de ayer, son inolvidables. Ya en los títulos de crédito…