Top Chef 5: ´Juego de Trozos, La Batalla del Aguas Rancias´.


game of thrones (1372) Animated Gif on Giphy
“Que no coño, que no hay inmunidad!!!”


 Así he bautizado la temática de esta semana en Top Chef. Los cocineros dejaban su particular fortaleza para embarcarse en el auténtico juego de pucheros. La batalla de restaurantes tenía toda la pinta de dejarnos bien clarito la valía de unos y otros en pleno campo de batalla y no en unas trincheras o juegos de verano. ¿Quién tendría que exiliarse al ´Muslo´? ´Quién juega al Juego de Trozos, gana o coge sus cuchillos´ me harté de promulgar por la tarde en la red del pajarito azul. La cuestión sería ver quién debería abandonar ´El Almacén´ de ´Desembarco del Chef´ y abrazar el exilio.
 
Empezábamos con una sorpresa (la primera de la noche): esta semana, nada de brazalete de “me la pela que se me queme la sartén”. Todos a la batalla de una “experiencia más emocionante” (Chicote). ¡Y tanto! Debían formarse dos equipos capitaneados por el chef que eligieran los ´3 jinetes del Apocalipsis culinario´.
Aquí entró la primera ´cuña´ por no decir pista de cómo se comportaría Bárbara “Ratatá Llantina de Fénix” en la prueba grupal: “No me gusta cocinar para nadie” … ¿Bien clarito, no? Esta cocinera ha demostrado con creces que sabe más de lo que cuenta y que, para mi, tras anoche, se ha convertido en la principal estratega del concurso. Begoña y Antonio Arrabal, lo saben. Un punto a su favor no menospreciarla de aquí en adelante. ¡Empieza la Guardia de verdad, “Fairlane”!
Así, los ´3 Grandes´ elegían como capitán del equipo Naranja a Begoña, por su carácter, dijo Susi. Mientras que el equipo gris sería capitaneado en su marcha al ´Aguas Rancias´ por Antonio “Be oil my friend” Canales: “Mis valores bien puestos, más líder que jefe” (no vi eso). La formación de cada uno no sería al azar, sino que, como hacíamos en el patio del colegio para ver qué bestias de la clase iban en nuestro equipo de “Churro, media manga, mangotero”, irían eligiendo por turnos. Tras el lanzamiento de moneda de Chicote en plan duelo londinense, el turno era de la ´Mascletá Mecánica´. El resultado, era de esperar:
Equipo Naranaja: Begoña su Khaleesi, Eli su Missandei, Antonio Arrabal vigilando el ´Muslo´ y Javier, en su línea, como Mestre, poniendo cordura. Ellos prepararían el almuerzo en el @CasaLhardy Inciso a la mirada de compenetración entre Javier y Begoña … mmm …
El Equipo Gris se formaba por la pareja de baile de Canales, Jesús, y por el incombustible enérgico Miguel. Bárbara, quedaba como la última de la clase. Ese “tuercebotas” que se solía colocar de defensa a molestar. Más/menos, lo que pasó. Éstos, se encargarían de dar de comer a una ingente cantidad de pijos. Demasiada gomina de acompañamiento en @Ramses_Madrid
Viendo los antecedentes de programas anteriores, tenía claro qué batallón se colocaría mejor los blasones y bajo qué lema trabajarían. El segundo de ellos, los elegidos de “Roca Chisterly”, elevarían el rugido de la familia hasta límites insospechados gracias a uno de sus miembros.
Se dejó claro por parte de Alberto que, lo que primaba en esta prueba más que cocinar bien, era la GESTIÓN de un restaurante algo que, bajo mi humilde experiencia de haber servido unos cuantos cientos de mesas de jovenzuelo, no entendió el equipo de Canales. Al menos, con la elección de la Jefa de Sala, es lo que me parecía a priori. 
1.- Restaurante ´Casa Lhardy´, un lugar con 175 años sobre sus pucheros (“No hay restaurante del que se pueda decir esto”). Un lugar histórico de Madrid donde el Chef de Carabanchel les dejó claro que debían captar la esencia del lugar y respetarla. Al ver a Javier cómo conocía el lugar, todos pensamos “han avanzado líneas”.  Se les pedía un menú formado por:

2 primeros: tras una actitud dubitativa provocada por la pregunta “trampa” de Chicote, Begoña rectificó su idea original y eligió la ensalada de bogavante (poco clasicismo y cantidad vi en esos platos) y la “pularda escalopada”. Los 2 segundosquedaron en Guiso de garbanzo y calabaza de Javier, y el Steak Tartar de Begoña, triturado previamente por Eli. El postre sería un Mouse de yogurt con frutos rojos. ¿Por qué gustará tanto el frutito rojo?

Begoña eligió correctamente al poner a Eli, su Missandei de ayer, como Jefa de Sala. Al principio, pareció que iba a perderse un poco, pero nada más lejos de la realidad. Lo gestionó bastante bien. El “Wasabi” es lo que tiene, siempre deja su toque. Al ver el menú elegido, Chicote revoloteaba por la cocina tocando los hinojos a más de uno (grandioso ver cómo rascando un poquito, en plena tensión, más de uno empieza a recalentarse como un “SIMCA”, Je, je … “Preservar la esencia, he dicho … con dos cojones” (Chicote no estaba muy contento … “Vanguardizar no!”).

El Jurado iba a estar compuesto por la señora Gerente del lugar, su Jefe de Cocina que no abrió la boca, y la crítica Alejandra Ansón que se despachó a gusto durante el “lunch”. Como para invitarla a unas pastitas de bote. Ya con los platos saliendo, Ángel y Susi formaron parte de la degustación y, al menos ellos, decían que sí, que habían captado la esencia del templo del cocido. ¡Qué difícil tiene que ser mantener el tipo ante alguien que está sentado en su casa, eh! Lo consiguieron, claro. Pero, el que suscribe, no las tenía todas consigo. Lo peor de todo fue el pollo … Nadie se explicaba qué carajo hacía de primero … Y, en éstas, que llegaba el equipo rival a dejar su impronta en forma de crítica “deconstructiva”. Francamente, no me esperaba otra cosa a estas alturas. ”El Aguas Rancias” se percibía en el horizonte. Y así fue:
Bárbara fue la que más caña metió con frases como “La gente se pone en evidencia” (mírate eso, Bárbara) … Los otros tres, aún participando en la “cremá”, se dejaron llevar por la ráfaga de críticas que dejaba la concurChef más vilipendiada (o eso piensa ella, yo no).
When its just about time to go on a Friday and my boss gives me something to do
“Mejorable, dices …”
 En la cocina, Begoña tenía algún punto de nerviosismo y sudor frío que hacía presentar platos con yemas de huevo como sábanas santas sobre la carne “oxidada” que recalcó la señorita Ansón. Con todo, la crítica que recibieron, se podría resumir en que: el trabajo en equipo fue lo mejor, y la compenetración entre ellos, también. El pollo fue arrojado a las llamas del averno de la productora y al postre “le faltó arte” (Susi). El guiso de Javier fue el triunfador. Lo mejor para ellos fue que la señora gerente dijo que “sí veía posible la integración de ese menú en la Carta del restaurante”. Finalizado el servicio, recibieron las notitas de prensa de sus “iguales”: un adjetivo fue el culpable de que se abriera la Caja de Pandora de las especias irritables de egos: “Muy mejorable” …. En los highlights, destripo las mejores reacciones. No sé vosotros, pero yo me reí bastante ayer. Sanamente, pero diversión no me faltó en absoluto. Aunque nunca sea plato de buen gusto el ver a tanto profesional echarse raseras al cráneo.
2.- Restaurante Ramses. Bárbara ya empezaba a dar clases de conocimiento al llegar. A Canales lo vi bastante perdido como Jefe y Jesús lo percibió rápido (“A Canales hay que motivarlo”). Estrujándose el cerebelo, éste fue el menú que escogieron:
2 primeros de Cebiche y Gazpacho de Frutos rojos que, tras la insistencia de Bárbara se cambió por Ajo Blanco. 2 segundos con Falsa costilla y Pescadito, y de postre, la vanguardia de las tartas: “Deconstrucción de tarta al Whisky”. Llamadme aficionado (que lo soy), pero no entendí esta elección. Menos mal que se dieron cuenta a tiempo de que el coñac no es el licor escocés y cambiaron a una espuma que hizo las delicias de los telespectadores al ver como la valenciana sacaba de sus casillas al mismo Bruce Lee de los fogones, Canales. Hubo un momento grandioso en que fue elegida como la “Pinche” porque todos le mandaban algo: “Pélame esos caquis” o “Enciéndeme el horno, anda” se pudo escuchar. Parecía que asumía su rol perfectamente en contradicción con su inicial declaración de intenciones (“no me gusta cocinar para nadie”). Pero, solo fue un espejismo de treinta segundos en pantalla. Eso sí, nadie puede negarle su rapidez de ideas y reflejos, que gustarán más o menos, como es lógico.
“Que te pires a la Salaaaaa!!!”
 Eligieron a esta díscola e indisciplinada (para con los demás) cocinera como Jefa de Sala, y ahí, empezó la decadencia de la familia Lannister. De aquí para allá escribiendo jeroglíficos en las comandas que la chica no tenía cojones a entender. (Qué bueno el detalle de preguntarle al Chef si algún plato llevaba picante, ¡profesionalidad!). Dando gritos, cambiando platos, ninguneando a sus superiores, alterando recetas y, mientras tanto, en SU sala, un desquicie descomunal entre los “elegantes” comensales que empezaba a ponerse literalmente muy contentos tras la ingesta irracional de vino blanco.
Un detalle fundamental mencionado por Chicote: “El postre es fundamental. Es el broche a una comida espléndida o no”. Su broche fue de los “chinos 24h”. Las críticas que recibieron de Susi y Ángel, y del Director, Jefe de Cocina y el crítico Luis Cepeda (yo no le oí pronunciar sonido alguno, y vosotros? Simplemente le vi acercarse la cuchara a la nariz como el que dice “pero esto qué coño es”?) no fueron muy halagüeñas: el ajo blanco soso, frío (lo del hielo es un error de NOVATO) y recién sacado del esfínter de una abeja, ni una sola verdura en carta … un desastre para ellos, vamos. Y Bárbara, tirándose del barco una vez más: “Si es que les gusta mucho el dulce, yo hubiera puesto …”. ¡Que es un EQUIPO! Pero ella, tenemos claro que eso, no es lo suyo, sino al contrario. Lo ha demostrado una y otra vez. “Lo que más ha gustado, ha sido la intención. Lo que menos, el resultado”. Ya estaba todo dicho.
Sus rivales dejaron sus letras impresas en forma de “No parece la cocina del lugar” (Begoña), “Torres más grandes caen …“, “La presa está muy rica” (el plato de Jesús que no tuvo ni un pero), “El pescado plano” o el postre, “plano como su puta madre” mientras que pedía un cincel para despedazarlo. ¿Vendetta? Cuando hay tanto crack de los fogones juntos sería hasta anormal estas urticarias. “Para ser exigente, hay que ser consecuente”, fue el remate final.
Tras finalizar el servicio, todos los #ConcurChefs se reunieron en el “Almacén de Desembarco del Chef” para repartirse un poquito de estopa e improperios antes de enfrentarse al veredicto. Esta parte de ´reality´ sea la que, tal vez, menos disfrute. Ayer, nuevamente, eché de menos los momentazos musicales. ¿Por qué no los explotan?
El VEREDICTO era evidente: el equipo Naranja se llevó el triunfo por su GESTIÓN ante la mirada de desilusión (aunque eran muy conscientes, creo yo). Entonces, Bárbabara sacó todo su repertorio “llantino” echándose la culpa de todo … Pues chica, de todo no, pero grandísima parte, sí, como siempre. ¿¡ Siempre estás en el bando de la supervivencia?! Por algo será. Insisto. Tras anoche, la nombro la “Cersei” de Top Chef: esconde muchísimo y es toda una estratega, pero a mi, ya no me convence ese buen rollismo. Sabe mucho y no lo muestra. Está en su derecho, claro está. Pero ya no engaña. La falta de respeto ayer por sus “jefes” fue la puntilla. No me gusta la indisciplina rebozada en ego simpático. Tuvimos que presenciar sus ´Lágrimas de CasteMetre´ que esconden ese “Modus operandi” que detallo.
La última oportunidad nos traía a @RicardCamarena y su sopa de pepino y calamar. Los #ConcurChefs debían realizar una cata a ciegas durante 2 minutos e intentar COPIAR el plato: “Os pedimos la perfección”, dijo Alberto. Miguel, Bárbara y Antonio Canales enfocaron rápidamente. Jesús, y aquí venía el auténtico “Fuego Valyrio” de anoche, no daba ni por asomo con los ingredientes misteriosos. De hecho, si se hubiera medido la apertura de globos oculares anoche al ver el proceder de este crack, podríamos haber iluminado una Galaxia! Confundir calamar con tallarín y no oler el pepino, me hace pensar que tomó Frenadol el día antes.
When I hear someone make a Game of Thrones reference in school
“Me llamo Bárbara…”
Se está colgando la puerta de salida” dijo Alberto. Se le vió nervioso no, lo siguiente. Le traicionó todo y más anoche. “Jesús me está rallando”, “Se está volviendo loco”, “Me ha dejado en fuera de juego” … Todos sabemos cómo acabó la cosa. De hecho, le sobró 40 min para la receta. Se había equivocado nada más empezar, y lo que “mal empieza …”. Decidió optar por “he venido a hablar de mi libro” y ni se planteó el que podría estar equivocándose viendo a sus otros tres compañeros. Tal vez para Alberto fuera una virtud. Para mi, fue un craso error. El refranero español se cuela de nuevo en mi mente: “Allá donde fueras …”. Aunque, es mejor nombrar el chiste “no me he perdido yo, sino los demás”. Una verdadera lástima porque ver trabajar al “JeMétodo” era todo un gustazo. Pero, la televisión, a mi entender, le superó. Una despedida amarga entre lágrimas la que nos dejó este Maestro. “Se acabó”, fueron sus últimas palabras. ¡¡Muchísima Suerte Jesús!! Como bien dices, la vida sigue, y la tuya tiene muy buen punto de cocción.
Antes de los innumerables HighLights de anoche, debo hacer un pequeño inciso sobre dos errores de ediciónque percibí ayer en el programa. Si estoy loco, podéis tirarme toneladas de mondas de patatas encima. El primero, fue cuando aparecía Begoña, con un peinado totalmente distinto (pelo suelto) al que llevaba desde el inicio del programa (peinado for cooking) y decía (supuestamente de Eli) “No soporto la sangre de horchata, de esa gente que parece que pasaba por allí”. Un intercambio de “tuits” zanjaba la duda. No era una imagen correspondiente a lo que veíamos. Y, el segundo, fue en la prueba final. Si bien me tiré toda la tarde con un feeling de “hoy se marcha un favorito de los gordos”, el hecho de ver a Canales diciendo “ERA mi primera última prueba”, antes de ni siquiera saber qué debían cocinar, solo indicaba que él, no sería el elegido. Dicho esto, vamos ya con …
 
HighLights en ´El Juego de Trozos, la Batalla del Aguas Rancias´:


– Miguel ayer nos dejó auténticos momentazos. Empezó pintándose la cara cual “blocker” de fútbol americano y gritando como una desequilibrada “Los vamos a machacaaaaaaar” Ja,ja,ja, ayer, te saliste!
– “Odio a los sangre de horchata, a esa gente que parece que pasa por ahí …”, Begoña, yo, también!
– “Esto parece comida para pitufos”, Chicote sobre la ensalada de bogavante de Arrabal, ja,ja,ja.
– “Me he sentido ninguneado”, el propio Arrabal ante las críticas. Empezaba a recalentarse la cosa. Me encanta su “no achantamiento”.
– “Tú cara es mejorable”, jajajajaja, Begoña a respuesta de las críticas de sus compañeros que le parecieron “una mierda”.
– “Mejorable” (Jesús) y “Seguro que en vuestras casas cocináis mejor, cliiiiiink!” (Canales) fueron las culpables de desatar la tormenta en la cocina.
– “Te han echado de la cocina”, “estás haciendo el vacío en la cocina, no en la bolsa”, “Ya lo sé, pero haces lo que te de la gana”, alguna de las perlas que le dedicó Chicote a Bárbara.
– Miguel y su “Cállate coño” a Chicote … jajajaja o su “que opinen lo que les sale de los cojones! Que no coman caramelos antes de cenar” fueron ilustrativos de lo que se mascaba allí dentro.
– “Sal a la PUTA SALA!!”, Canales a Bárbara que no le hizo ni puto caso hasta no colocar los adornillos de muérdago fulero en el postre.
– “Se ha saltado los rangos … .MAL”. Jesús sobre la actuación insoportable de Bárbara y su falta de respeto.
– “Le tengo cariño, de lo buena que es, es un poquito tonta”, Miguel de Bárbara (pues la semana que viene….)
– “Se va uno de los mejores del mundo” (Javier y Miguel sobre la marcha de Jesús) … qué mejor que reproducir las últimas palabras de Chicote ayer para despedirlo: “Joder, madre mía” ….
¿Conclusiones? Que nunca hay que subestimar a tus adversarios. La soberbia siempre te puede sodomizar. Que Bárbara ya no engaña a nadie y va a por todas, pese a quien pese, y caiga quien caiga. Algo sibilina de más, tal vez (ayer ya lo dijo en sus críticas a los platos contrarios “Puestos a ser mala, que no lo soy, pero oyes …”. Que Begoña estuvo más ´Mascletá Mecánica´ que nunca. Y que demasiados egos en una habitación, tarde o temprano, forman una descarga de sabores enfrentados que pueden amargar cualquier degustación. Espero que controlen algo más esos nervios y presión.
Browsing reactiongifs
“Se van a cagar éstos … ji, ji …”
La semana que viene seguirá la tormenta … Mañana no habrá actualización de #ránking puesto que yo también disfrutaré de este “giliPuente”, pero el lunes, la tendréis sin falta. Espero haberos hecho pasar un buen ratico recordando el programazo de ayer.
¡¡Buen finde a tod@s!!
@disparatedeJavi

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *