Receta: “Migas ruleras de La Comarca, versión Hobbit 3.5”

Un año más (y lo que te rondaré) el frío en mi ciudad “va, viene, se aleja, vuelve …” pero nunca con la sensación de permanencia por lo que, maridar lluvia y frío y “comer migas”, no siempre es un acierto. Por ello, y por lo ricas y jugosetas que están, a mi, me da igual que el astro Rey brille o no para ponerme el mandil y preparar una “migas ruleras hobbit version 3.5.”. Los ingredientes que os dejo están pensados para cuatro personas y, la “chicha” para añadir a la miga es de libre elección (siempre con tocino y longaniza):
Ingredientes para 4 personas:
½ Kg de harina (para migas!!! Fundamental el tipo de harina)
½ litro de agua (calentita, por favor)
100 gr de longaniza
100 gr de salchicha (o longaniza blanca)
150 tocino
3 cebolletas frescas
1 pimiento verde cortado en tiras
4-6 morcillas (de sangre y cebolla)
2 arenques ahumados o en salazón
3 dientes de ajo sin pelar
2 ñoras (se puede utilizar también tomate deshidratado)
Aceite de oliva virgen extra
Romero y tomillo
Cayena
 Preparación:
En una sartén grande y con algo de fondo, echar aceite a ojo (menos de medio dedo) para preparar todo el “relleno de la miga”. Tened en cuenta que, echando un ojo a la #guarrindongada que le vamos a echar, no hay que pasarse con el oro líquido puesto que todo suelta más grasilla.
Primero sofreimos los ajos sin pelar y el tomate. A pesar de que adore el sabor del “ajo rancio quemado”, procurad dorarlo simplemente. Retiramos. A continuación tostamos el tocino cortado a daditos. Cuando veáis que les falta poco, echad la longaniza “blanca y roja” para que se hagan mientras termina de “socarrarse” el tocino. Retiramos todo. La cebolleta fresca cortada en 2/4 trozos compactos. No vuelta y vuelta, pero casi. La verdura debe quedar crujiente y no con textura de abuela estofada. Retiramos. El pimiento verde en tiras, igual. Crujiente por favor. Sin tempura, gracias. Las morcillas se prepararán cuando las migas ya estén hechas en una sartén a parte.
Una vez preparada toda la “mandanga”, algún purista, “cuela” el aceite y le quita los restos de todo lo que ha pasado por él, pero yo, NO! Esos restos van a dar a la miga un sabor muy jugosote. Calentar medio litro de agua o bien, directamente del grifo SIN HERVIR. Añadir a ese aceite ya calentito a un FUEGO MEDIO y dejar que alcance la ebullición. Tomillo y romero al gusto. Cuando las burbujitas vayan al mismo ritmo que el corazón de un jerbo perseguido por un halcón, añadir la harina y, ayudado con la pala maderera, remezclar toda la masa/pasta bien sin que quede en ningún recoveco ni rastro del color blanquecino mortífero de la harina.
Si la sartén es buena, hemos escogido la harina adecuada y la hemos echado en el momento indicado, al empezar a remover y “trocear” la masa, las palomitas migueras empezarán a soltarse. No hace falta que os dejéis el brazo como si de una taladradora hidráulica se tratara el preprarar este manjar. En media hora, como muchísimo, pueden estar más que sueltas. A mi, el domingo, en 15 minutos listas.
Un truco para si calculáis mal el tiempo y vuestros invitados aún no han llegado, es apagarlas a “medio hacer” (no tapar!) y cuando veáis que “es el momento”, añadir algo de leche para que recuperen jugosidad. Seguir maltratándolas de un lado a otro y “desmigando”. Cuando ya veáis que se han soltado del todo y casi estén hechas (sin secarse ni quemarse) añadis toda la “marranada” incluyendo los dos arenques troceaditos en pequeños cachos. Varias vueltas sin cesar y listas! A disfrutarlas!
Son mucho más fáciles de lo que parecen.
Plato típico de “La Comarca …”
@disparatedejavi

Comentarios

  1. Calvo Patilloso dice

    Por mucho que intentes describir las bondades de tus migas…. siempre te quedaras corto.

    A todos los visitantes de este blog, recomiendo hacer este plato tan típico de “La comarca” (jejeje). Si os acercais un poco al resultado de las migas que se marca mi Amigo Javier, os aseguro ke os chupareis los dedos y todas las extremidades de vuestro cuerpo que seais capaces de alcanzar.
    Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *