Top Chef 12: ránking de michelines. Se acabó el engordar.

¡Hala! ¡Ea! Ya está. La primera edición de #TopChef acabó. Y acabó con un pedazo de final entre #MosqueChefs. Gran y emocionante/emotivo final para los cuatro amigos. Si bien sólo Begoña se alzó con el taco de madera con cuchillo incrustado, los otros tres “cocicraks” pudieron disfrutar del sueño que les había aturdido el cerebelo durante doce semanas: llegar juntos. Todo lo que pasó ya lo sabéis, así que, sin más, voy a destinar a cada uno los Kg de grasa que se van a llevar, espero, no en la cintura, sino en otra parte más sensiblera: 1.- Begoña “Mascletá Mecánica”. Por ganar, por hacerlo a tu manera, por “no bajarte de ese burro” tuyo de creatividad, cariño y pasión y, ¡Coño! Por cocinar como los ángeles, a piñón, y siempre a punto de encender la mecha (como decían tus amigas, ceja arriba), te llevas 3Kg más a la buchaca. 26Kg de lorzas que llevarás siempre contigo. No te esfuerces, éstos, no se quitan.

Amazing Animated Movie Photographs (20 gifs)

“Vaaaamos, no me jodas!! La morcilla no está seca, colega!”

2.- Miguel “Abarco y Remato”. Una pena que no llegara al duelo final pero solo dos podían llegar y “Perola man” dejó su sitio a su “bro” con una clase y un cariño que demuestra que, de mala gente, poco. Le faltaron palabras de ánimo para Antonio y Begoña y de agradecimiento a toda polilla que se moviera por los focos del plató. Se marchó con una nueva demostración de “dame lo que sea, que yo lo hago”. Recibió (y no era la primera vez) muy buenas críticas de su plato “adapted from” Ángel León. Por todo el despliegue de pociones y medios que nos ha enseñado en estas doce semanas, y por ese cariño que demostró (one more time) ayer, te llevas otra saca con la máxima capacidad que te mandan para casa con tu madre (besos, besos) y gente y 23,5Kg de grasaca.

“No vuelvas a repetir que Antonio cocina mal … No lo hagas”

3.- A pesar de haberse quedado muy cerquita, Javier “Quiet Man” se mantiene con la medalla de bronce. La ventaja que le llevaba a Antonio ha sido determinante para que el zaragozano no le alcanzara. Anoche demostró ser amigo y pinche cojonudo. Saber acatar instrucciones sin rechistar deseando el éxito del grupo (pareja en este caso). Un feeling fuera y dentro de los fogones con Begoña que se palpa a través del televisor. Calma y saber hacer que no alteran el ritmo cardíaco de este COCINERO. 2Kg te llevas para que tu madre tenga en cuenta que, estas Navidades, has subido una talla. 17Kg.

“Pero cuándo vuelve Top Chef … qué? tanto? …”

Así han quedado las medallas michelineras. Antonio “Plastic Fairlane on FIRE” obtiene la medalla al mérito NITRO. Anoche el plástico y el nitro estuvieron muy presentes en su menú, como no podía ser de otro modo! Por ello, por callar muchas bocas (profesional como personalmente) y por haber demostrado que el amor por algo (la cocina en este caso) puede hacer que lo consigas todo, 3Kg de morcilla burgalesa te llevas y ojo, que no te vas fino. 15,5Kg.

Lo dicho, gentucilla. Acabó Top Chef. Esperaremos la segunda edición. Los que me seguis (o no) sabéis que “Pesadilla en la Cocina” (3ª edic) ocupará mis #gilicrónicas. De hecho, el término nació “alucinando pepinillos” con Alberto Chicote. Mientras tanto, y como se acercan las vacaciones navideñas, desearos a tod@s Felices Fiestas!! El blog se queda en “stand by” a partir del día 27. Madrid me espera … y muchas cosas en ella …

¡Soñad, malditos, soñad!  

@disparatedeJavi

Trackbacks

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *