Comunicado de “PRESA” (continuación y fin)

Pues no quería darle más bombo ni platillo al asunto, pero creo que debería dejar claro por ÚLTIMA VEZ y para el resto de ciclos lunares hasta que este mundo se termine yendo a donde todo parece indicar que irá, que las #GiliCrónicas no pretenden, EN NINGÚN MOMENTO, ofender, herir, insultar, agraviar, menospreciar y cualquier otro verbo que lleve implícito efectos parecidos a los anteriores.

“Hey Bob, oyes lo que dice?
Mmmm …
Ya, pienso lo mismo”
(reddit.com)

No, no y no. Nacieron, viven y se mantendrán con un único fin: “echar el ratico entre risas“. No hay más. Podrán ser más o menos agresivas, corrosivas o ácidas, pero siempre tendrán esos efectos porque el que las escribe, no se ríe viendo los chistes de la familia Aragón. Friki, loco, cabrón o no, es así.

No pretenden ser dogmas de fe o sentencias morales inamovibles. Solo pretenden reir y hacer reir. No inventan nada. Ni las maquillan o camuflan. Solo las tildan o adjetivan de un modo u otro, pero siempre acorde CON LO QUE SE VE en pantalla. Si lo que se nos muestra es verdad o injuria, no me compete. Ni me responsabilizo de ello, faltaría más. Pero, como bien dije ayer, si me muestran una cocina grasienta y repugnante (donde otras veces, al menos, se ha pasado la mopita) no se puede pretender que las #GiliCrónicas llamen “marranete” a semejante “CERDO“.

Si en la emisión, los afectados que han llamado VOLUNTARIAMENTE y se han sometido DEL MISMO MODO, a las condiciones contractuales de la Productora, aceptan ser llamados “puteros” (por ejemplo, Judit), no pueden pretender que las #GiliCrónicas los conviertan en padres de familia ejemplares. Los trapos sucios, en casa, no aquí.

No soy novato en una cocina y he trabajado en ellas y sirviendo muchas veces. Sé la dejadez y falta de respeto hacia el comensal que puede reinar en ellas. No me sorprende casi nada de lo que veo. Pero no por ello voy a aceptarlo con una sonrisa y con una diplomacia que, de momento, no me rige, para acabar emplatándolas dignamente.

Las #GiliCrónicas seguirán siendo fieles a su espíritu inicial … nada más. No busquéis. No encontraréis. Gracias por acordarse de mi, y de mis familares … “)

@disparatedeJavi

facebook.com/eldisparatedejavi

“He visto cocinas que ni Chicote creería: bacterias olvidadas más allá del rincón. He visto grasa brillar en la oscuridad cerca de la puerta del Almacén. Todos esos momentos se perderán en la cazuela … como salpicaduras en la campana. Es hora de gilicronear …”
(ciudad-futura.net)

Comentarios

  1. dice

    Veo lo que te ha escrito la muchacha en tu entrada sobre el bar aquel de los pollos y me quedo con el culo torcido. Coño, si no quieres exponer tu vida al público no la expongas y saca adelante el negocio trabajando, limpiando y echándole un par de huevos, que a veces, ni con eso. Si te presentas a exposición y muestras abiertamente los trapos sucios, que se te critiquen tus errores o se alaben tus virtudes es lícito, normal y esperable. Es más, creo que aquí, lo positivo se ha comentado y lo negativo también, ni se lava la cara, ni se chupan los bajos, pero tampoco se inventan cosas que no hay. Al menos, leyendo tu página no me da la sensación. De todas maneras, cuando veo los programas de Chicote, mi sensación es que el sentido de la autocrítica está en peligro de extinción y, por suerte o por desgracia, es esa falta de autocrítica la que se lleva muchos negocios por delante. Ya te lo he dicho alguna vez. Yo no pondría un restaurante porque en diez minutos se hunde el negocio entero. No sé y no quiero. Para otros parece un simple divertimento hasta que se encuentran que es el tipo de negocio que, para que funcione, te chupa media vida. Mi pregunta para esta muchacha que dice que ahora el negocio funciona un 70% mejor es: Y si no llega a estar Chicote ¿qué? Pues gluglú y la culpa del maestro armero.
    Hala Sporting!

    • dice

      Pues sí, tío. Es normal que a la gente que me lea, no le guste mucho que les recuerde que los telespectadores como yo hemos visto sus “problemas” por no decir, en muchas ocasiones, miserias … PERO COÑO! es lo que se ve, yo no me invento nada … al menos, no es mi objetivo …

      Pero ea! como bien me decía el Director del Programa, se debe asumir que a la gente no le guste lo que de ella digo (por mucho fiel reflejo de la pantalla que sea) … eso sí, creo que yo no insulté a nadie porque todo salió de las boquitas de ella misma y su madre …

      Y sí, estoy totalmente de acuerdo en que la “autocrítica”, y más en este País …

      No es la primera (como Teresa del Anou) que en cuanto me leen, me desean el infierno … pero parece que no se ven en la tele … vaya!

      “nááááááaá”, yo, a seguir echando el ratico con vosotros …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *