Top Chef 2, “Chef-Men”

6ª semana de concurso. Muchas ganas había esta semana de ver a los #concurChefs de la Primera Edición. Pero antes de poder ver el desfile de estos cracks, íbamos a presenciar una (si no la más) pruebas más divertidas y JODIDAS de Top Chef. Sé de dos que estuvieron dale que te pego al “papel Albal” para envolver la despensa entera, je,je, y putear a base de bien a los aspirantes a sucesores de Begoña.

Noam, Alberto, Fany … tras las duras horas junto a “Albal”
(estense.com)

Víctor y Marc ya hacían cábalas sobre estrategias y eliminaciones de rivales. Se les veía calientes. Todos atentos a las instrucciones de Chicote para la prueba: “Podéis cocinar lo que queráis, con lo que queráis“. Pero ninguno de ellos daba botes de alegría esperando la “claúsula B” del contrato. Honorato, suspicaz y Carlos, clarito, como siempre: “No se lo cree ni tu madre“. Alberto puntualizaba que todo, absolutamente todo lo que sacaran de la despensa (a la que podían ir cuantas veces quisieran) debían verterlo en la receta. Y venía la “sorpresita”: Albal moment time. Todo lo que el mini súper contenía estaba envuelto en papel de aluminio y solo por el tacto (Lingüini decía que por el olor, no sé, si está bien cerrado no sé que esnifaría Remy!). Las caras de todos una risa. “Bienvenidos al mundo Albal“, decía Initry, anticipo de la noche aciaga que pasaría y con acento “Morfeo”.

“Éste no es el apio nabo que buscas”

Alberto decía que debían ser capaces de reconocer los productos … ¡Pues como no fuera con la Fuerza! “Podéis mirar lo que hay dentro, pero si se abre, a la cesta y al plato“, les recordaba. Para todo disponían de 30 minutos. ¡Puf! El primero en ponerse ante los fogones fue “El Jinete Artista Eléctrico” al que se le veía en pleno trance creativo y parecía haber escogido sus ingredientes guiado por Obi Wan. “Bacterio Extremo” iba a hacernos una demostración de lo que es tener mala suerte cogiendo cosas. Eso sí, esta semana, su laboratorio echaba humo y tendrá sus consecuencias en forma de michelines para el jueves. Jajajajaja, lo que me pude reir. Sal al suelo y vello púbico de más de un supersticioso como erizos de mar. Fran “Una mente maravillosa” empezaba a dar signos de lo que minutos más tarde veríamos. Sabía qué y cómo quería hacerlo y a pesar de confundir el melón con apio nabo, siguió su ecuación craneal. David “Lingüini” seguía confiando en el olfato de Remy y también acertaba con su elección. ¡¡Ojo a este chico que es un “maquineta”!! “Initry” empezaba su carrusel de despropósitos: volvía a por azúcar y traía harina de trigo para mezclar unas “TortiGrumos” con su limón y melón.  Había entrado en trance de matriz. ¡Ahí es “ná”! Mientras que Carlos seguía volviéndose loco para buscar cosas que le cuadraran para la probeta y lo único que conseguía era empeorarlo todo. Al menos, se lo tomó con sentido del humor, jajajaja: “alcaparras con fresa, sí …“, sonreía Alberto. Honorato se ponía tenso al ver de nuevo las grosellas en su cajita y Peña con un golpe de codo de barra le decía al de Carabanchel que tranquilo que, envenenarlo, no lo iba a envenenar. “Tengo más miedo que en Halloween“, aseguraba Chicote mientras Víctor experimentaba con el nitro y sus “supuestas aceitunas” … “con hueso”. Confiado se le vio en todo momento mientras subía su nivel de velocidad al de la luz. “Pá quí pá yá“. “Cocina de calzador“, bautizaban la prueba. Con razón. Inés parecía haber vivido este día anteriormente: “voy a hacer un trampantojo“, decía. Ilustrador.

“Se me ha caído la saaaaal. Pero si la tenía aquí!!!”

Llegaba la hora de la cata y el melón con limón de Inés y sus minigrumitos no fue tan estrepitoso como ella pensaba. La coca de Marta fue lo que llamamos “vuelca el frigo y abre el gaznate“. Carlos nos presentaba el “plato de Darth Vader“. A mi, personalmente, me pareció chulísimo, otra cosa era la elaboración de Panorámix y su sabor. Se le olvidó recoger la sal del suelo para echarla en el cazo. Víctor y su ensalada de pasta con aceitunas recibieron la felicitación de Chicote mientras que Marc se conformaba con un “tampoco podría haber sido mucho peor”. Fran y sus ravioli: “apúntate esta receta“. Honorato volvía a hacer gala de su diseño vintage: “¡Coño! Benidorm 1803!” jajajajaja. Peña y su sandía a la plancha “enmarañá”, terminando con David y su menestra que, al menos, sí supo integrar toda su compra. Como era evidente, los platos de Víctor (cuya “pasta debía ser más sedosa“) y Fran (“falto de última chispa“) eran los “finalistas”. Finalmente sería “Una mente maravillosa” quien se alzara con el brazalete de “ni me mires” por segunda vez. Víctor, otra semana más, perplejo por no haber conseguido penetrar en el paladar del Jurado.

Llegada a plató para enfundarse las chaquetillas …

Llegaba el momento de la PRUEBA GRUPAL y para ello nos trasladábamos al “Cigarral de las Mercedes” en Toledo (recuerdos tengo yo de esto …). Los equipos iban a formarse al azar desenvainando cuchillos: GRIS: Carlos, Víctor (que se abrazaban al ir nuevamente juntos), Peña y Marta. NARANJA: Honorato, Marc, Inés y David. A priori, el más débil. Fran, como inmune, iba a ser quien decidiera los capitanes de ambos equipos además del color de pañuelo que se pondría al cuello. Pero ¡ojo! sus comandantes iban a ser elegidos de entre … redoble! los #concurChefs del año pasado. Allí que desfilaban Antonio Arrabal, Javier Estévez, Miguel Cobo, Elisabeth Julianne, Jesús Almagro, Hung Fai, Bárbara, Toni Canales e Iván. Las caras de los actuales se enturbiaban cuando pensaban en la valenciana como su capitana. ¡Nos engañó la publi! Buenos recuerdos los que venían a la mente con ellos. Así, Fran, decidido, escogía a “Quiet Man” Estévez para dirigirlos mientras que “El JeMétodo” Almagro sería su rival. Todos se extrañaron en su elección ya que lo consideraban un rival muy duro pero al matemático de las cazuelas le gusta la competición y quería batirse en duelo contra uno de los mejores. Eso sí, a Lingüini y Remy le pareció algo “prepotente” … 60 minutos para cocinar dos platos (salado y dulce) con QUESO: “Queso en vena“, se alegraba Víctor.

“Le falta dulceeeeee ….”

El principio fue duro para los dos nuevos Jefes de cocina. Tanto Carlos como Víctor querían poner su granito de arena en la confección de los platos. Les cuesta mucho “asentir sin pestañear”, pero Javi los supo poner firmes y así se hizo aunque Carlos se sintiera ofendido porque su tarea fuera preparar “agua de tomate“, lo que le llevó al “confe” a quejarse de su “infravaloración” y recordar su pensamiento extremo: “creo que somos más potentes que el año pasado“. “La potencia sin control ….”. Ayer estuvo excelso en sus disertaciones el profesor, pero excesivo en varios momentos. Humildaaaaad … Carlos. Arrogancia controlada, vale, pero necesitas respirar un poco más. Jesús no iba a ser una excepción y sufría los michelines de Marc “Una proposición indiferente” pero todo parecía ponerse en marcha.

Carlos y cómo encajar las órdenes…

Fuera, Miguel “Abarco y Remato” Cobo recordaba cómo Fran “le fundió” en el concurso “al mejor de España” mientras que, dentro, Carlos aseguraba “que los VIPS, a la hora de dar de comer, se la pelaban” (así, sí! Muy de acuerdo!). Jesús Almagro empezaba a sentir ya su cosquilleo competitivo y decía “jugarse mucho con su vuelta“. Parte de razón, tras su fiasco anterior, no le faltaba. Y así, surgía un problema en su equipo. Una de sus integrantes, Initry, decía “no estar contenta con las recetas” y así, pasaba a un segundo “más que plano”. Actitud Inés, actitud. Ahí te falló. Alberto bajo el pinar alentaba el caldo de cultivo que se había insertado en nuestras cabezas viendo las promos de esta semana. Todos pensábamos que Bárbara terminaría siendo la capitana de alguno de los dos equipos y se defendía alegando practicar “la zumba“. Hay cosas que no cambian. Eso sí, Arrabal y los demás dejaban claro que el no haber cocinado nunca en la prueba final era un gran hándicap para las chicas.

“Que está quemada, dices?”
(Carlos haciendo amigos con Iván)

Llegaba el momento de comer y los #concurChefs iban a poder presenciar junto a Yayo las críticas de sus compañeros de profesión. El equipo GRIS de Javi presentaba su “Mojete manchego” (pinta!) que a Susi le parecía “espectacular” y a Bárbara “un plato de estrella Michelín“, pero la cara de Alberto examinando el plato en un segundo plano nos hacía esperar “algo más”: “este pan mojaoooo ...”. “Sabe demasiado a queso”, decía Miguel, lo que provocaba que Víctor clamara “pues claro, nos han pedido queso“. El NARANJA servía su “Cuajada de Idiazábal” recordando su Jefe que había que comerlo todo en conjunto. A Miguel y Chicote les parecía muy rico aunque, al igual que Eli, les faltó guarnición para disfrutar del plato entero. Hung Fai dudaba de sus raíces bilbaínas, jajajaja, pero le gustaba. Lo que quedaba claro es que la igualdad reinaba en la prueba. Como bien dijo “Quiet Man” (que por cierto, los michelines que te llevaste el año pasado en las #GiliCrónicas los llevas aún, eh? jeje) había que “jugársela con el postre“.

Jesús “El JeMétodo” Almagro se las prometía muy felices …

Presentaba un “Cremoso con tierra” al que a Susi “no le parecía ni carne ni pescado“. A Iván le entraba la vena de revista y decía encontrar “puntos negros en la tierra de haberse quemado” lo que sacaba de sus mínimas casillas de aguante a Bacterio que empezaba a increparle con “pero este tío quién es?” (Mou rules). Esto, me lo imaginaba, jajajajaja. La crítica generalizada fue que le faltaba dulce. El NARANJA presentaba su sus higos que le parecían excesivos a Canales y a Iván, esta tierra, le parecía más “lográ“. La disputa verbal e ideológica mantenida por Carlos y Jesús, a los highlights. Llegaba el momento de saber que equipo saborearía las mieles del triunfo: el día para Fran iba a ser redondo. Tras su inmunidad, su deseo de vencer al “JeMétodo” se hacía realidad. Grande el equipo GRIS. “Eres un amuleto“, le decía Carlos a Marta. Las caras del contrario, más odas heroicas al disimulo. La leyenda de “Cuchillo rojo” llegaba a su fin.

“mmm, ¿Gazpacho Honorato? …”

Y nos vestíamos de lujo para la PRUEBA FINAL. Begoña “Mascletá Mecánica” Rodrigo volvía a los fogones de Top Chef para dirigir la última oportunidad. Nerviosa por volver al plató decidía brindar con todos por su vuelta con champagne … o eso creíamos todos hasta que vimos el naso de Honorato acercarse al vaso y exclamar “esto no es champagne! Es cava?” … ????? pero era GAZPACHO. ¡Qué bueno! Su Master Class, como siempre digo, el auténtico LUJO del programa. Ya sabíamos el objetivo de la prueba: el TRAMPANTOJO. “Yo no sé lo que es eso“, decía “De hoteles, un rato” a lo que Begoña, con su naturalidad de siempre, je,je, le decía “pues tienes un problema” jajajajaja. En el almacén ya hacían sus quinielas y Carlos dejaba bien claro que ojito: “Honorato, te lo cambia todo en un rato“, jajajajaja mientras sonaba la “Habanera de Carmen“. Inés, atónita por la prueba, se decidía a copiar la idea del año pasado de Arrabal: “la sandía que quiso ser atún” y lo dejaba claro: “si no sé, copio“. Había que salvarse como fuera. Eso es así. Marc decía tener claro el concepto de la prueba (aunque yo diría que más bien, tampoco). El tiempo pasaba y Begoña pronunciaba ese “manos arriba” que acongoja a todos los #concurChefs. La suerte estaba echada. Les deseó suerte a todos y salían de plató. (Qué casualidad que haya estado allí este finde! :))))

“Una zanahoria dices? Mmm .. sabes tú que no …”

Llegaba el trío para la cata y empezaban por las “Sardinas y piquillos” de Marc que, como era de esperar, de trampantojo, poco. Como bien recordaba Lingüini “no debe llevar el elemento que se pretende simular”. Vamos, que si dices que es una sardina, debe llevar y saber a todo menos a esto. Pero Marc, haciendo gala de su #giliMote, decía que “no le habían entedido” … en fin … El siguiente era el “Japón dulce” de Initry y segundos escasos después de alzar la campana, ya sabíamos que el Jurado de tonto, poco. Era evidente la similitud con la sandía de Arrabal solo que las algas que preparó para hacer los supuestos makis se quedaron en hostia bendita alienígena. Y llegaba, de nuevo, una obra de arte del tándem Lingüini y Remy. “El Fuet” … joder con el fuet! SIMPLEMENTE ESPECTACULAR. No puedo decir más. Textura, apariencia, emplatado, belleza … pues eso! Se alzó con el primer 10 de la temporada que Alberto dibujó con el dedo en el plato. ¡¡Enhorabuena David por dejarnos esa pasada!! Turno para Honorato y su “Simulacro de zanahoria“: “Coño! Pero si es un calamar” jajajajaja. Realmente el plato no había por dónde cogerlo. El hombre, se esforzó, sí, pero … “Aquí, te salvas si alguien lo ha hecho peor que tú“, decía Chicote con lo que Inés, resoplando, volvía con sus compañeros. Había llegado el turno de que Honorato escuchara la #fraSentencia: “coge tus cuchillos y vete” (con su BSO). La despedida del almacén fue algo emotiva por cuanto Carlos decía que, tras Víctor, era con el que más cosas había compartido. Al final, el alginato unió para siempre a dos caracteres y personas totalmente contrapuestos. Lo que el alginato unió, que no lo separe fogonazo alguno. ¡Ojo a la promo del programa que viene! Susi y Alberto con los ojos húmedos … ¡Puf! ¿A quién despedirán? Tengo mis sensaciones … (y el “GiliTheme” escogido, ya sabéis, el viernes, adelanto. Aquí hago un inciso que ya hice anoche en Twitter … veo últimamente parecidos más que razonables de “otros” con mis montajes … en fin … tal vez sean visiones mutantes, sí, pero no lo veo así … seguiremos atentos a!)

“Ven que te zumbe!”
(Lema de cocina)

Una semana más programón. Divertido, original y más cocina vimos. Así sí. Tengo que decir que, con la marcha de Honorato, entiendo han vuelto las cosas a su sitio tras su reenganche sobre el que nunca estuve muy de acuerdo. Nadie puede negar la entrega y trabajo de este hombre pero, coño, es que la cocina es eso. Bajo un limonero no crecen sartenes. Hay que currárselo seas quien seas. Pero el nivel que se supone a los #concurChefs quedaba muy lejos para este currele. ¡Muchísima suerte, siempre! Eso, por supuestísimo. No sé por qué seguiremos sabiendo de él.

Vamos con los Highlights:

– Carlos “Bacterio Extremo” y su despliegue de movimientos ensayo/error con el papel albal. Jajajajaja, me reí de lo lindo! Su descripción del plato: “guiso de resaca casero de un día que no trabajas“, jajajajaja. Recuerdos de otra época.

El calamar zanahorio de Honorato no había dios que lo cogiera …

– “claro, claro, hago lo que quiero y se lo come el Chicote” jajajajajaja, Alberto temía el resultado de más de uno. “Esto es el plato de Darth Vader“, con ruidito incluido jajajajaja.

– Igualmente ganó michelines ayer Víctor. El trance creativo en el que entró moviéndose cuál descarga eléctrica …

– Perlas de lenguaje de Honorato hubo muchas.

– Flirteo de Marta con Miguel … eeeeh! jajajajaja que antes lo veía feo, decía ….

– Bárbara recordándonos sus clases de “zumba” la edición anterior …

– Momento Mourinho de Carlos al escuchar las críticas de Iván: “Pero éste quién es? Anda, aprende a cocinar y luego me hablas, cállate la boca!!!“. Encajar … Carlos … encajar … que no te falta parte de razón, pero las maneras son muy importantes … “Ese mala folla“, terminaba … jajajaja (Expresión “granaína”!)

– La pelea dialéctica entre Carlos y Jesús Almagro … “se me ha caído un mito“, decía el primero … ¡Menudos dos peleones!

– “David ha hecho un trampantojo y lo demás ha querido acercarse, es así“. Fran dejaba claro lo que todos pensábamos en casa. El plato de Lingüini … no cabe decir más de él, vaya!

– El simulacro de Honorato y la respuesta de Begoña … jajajajaja …

“Qué dices que esto es … qué?”

– Y, como siempre, me quedo con algo. Y esta semana con la gran verdad sencilla a la par que fundamental (y sin otras connotaciones, marranos!) de Begoña: “Todo lo que te metas en la boca debe estar bueno” … Eso es lo que termina haciendo sonreir al comensal … Amén.

Gracias a tod@s una vez más! Recordad que el jueves nueva actualización de ránking grasiento y os adelanto que el líder depuesto volverá al Top …

@disparatedeJavi

Honorato salió como entró … ¡¡Buena Suerte!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *