Gastrobotánica en Murcia: Julio Velandrino & Friends

El día amaneció helado y ventoso. Pero nada podía quitarme las ganas de sentarme en una de las mesas privilegiadas que se prepararon en “El Estudio de Ana” con motivo de esta cena benéfica. Más que cena, oportunidad de degustar las creaciones de este pequeño “Genio de la Huerta” (citando a @Cooketeando).

Menú Julio Velandrino

(La noche no podía empezar mejor encontrándome a una amiga más que querida en Sala. Qué gustico me dio poder abrazarla tras tanto tiempo)

Abríamos boca con el “Pisco Sour” preparado por @AyalaVilma712 (Gooood!) María Dolores Baró (@mariadobaro), encantadora como siempre, fue la encargada del prólogo del evento. Agradecimientos a patrocinadores, @aecc_es y al restaurante, daban el pistoletazo de salida al gustazo de poder disfrutar de Julio en toda su extensión. Compartir mesa con Ana, Rebeca y Marta, el mejor maridaje. Ayer sí pudimos disfrutar de uno de esos raticos que sabéis me encantan. Impacientes e inquietos, el servicio empezó a su hora y se desarrolló de lujo. El menú preparado por Julio & Friends (@freddysalmeron@DavidArizaAbad) (otros dos grandes) estuvo en todo momento aderezado con la música en directo de @amarelamusic. Escogidos los ingredientes a conciencia y con consciencia del lugar que le vio nacer. Apostando por la tierra. Algo de lo que muchos no pueden presumir.

PICAS

Empezábamos con los “Picas” que nos incrementaban las “ganas de más”. La “Magdalena de calabaza“, rica, jugoseta y con ese punto que le daba la longaniza de pascua.

El “Chupito de jugo de liliáceos con queso de cabra al romero“, tremendo y la “Croqueta de quinoa” me dejaba un sabor en el paladar de “eh, que estoy aquí“. Un comienzo delicado pero con la fuerza necesaria para querer más.

Ensalada líquida de collejas

La “Ensalada líquida de collejas”, simplemente espectacular. Amén del colorido que Julio le da a sus platos, la cuchara se movía sola una y otra vez para seguir disfrutando de este platazo. La sopa de tomate verde … increíble y el toque crujiente de “las hojas”, genial. Del verde pasamos al rojo intenso de la remolacha en “Escabeche y mújol” (pescado del Mar Menor con infinidad de posibilidades y, en muchas ocasiones, infravalorado). Podíamos pensar que la remolacha se comería su sabor, pero me pareció delicioso y MUY sutil.

Escabeche remolacha y mújol

No podía haber escogido mejor el orden de los platos. El efecto “in crescendo” era absoluto. El sabor que nos había dejado el pescado casó a la perfección con otro platazo: “Aguachile de lombarda y humus de garbanchillo con crucíferas” … bestial. Color y espectáculo al servicio del SABOR. Eso sí, al llegar la “Alcachofa blanca con sobrasada de chato y vinagreta de piñones” fue el empujón definitivo a las ganas de ir corriendo al “24 horas” más cercano y comprar cualquier recipiente donde poder llevarnos otro menú completo para hoy. Simplemente espectacular. La alcachofa no podía estar más en su punto y el toque que le da el sabor peculiar de la variedad de cerdo murciano, REDONDO.

Aguachile Lombarda

Alcachofa

Un plato que tenía mucha curiosidad por probar era el “Arroz bomba con jugo de michirones“. Logradísimo cómo conjugar sabores tan peculiares como las acelgas bordes y leguminosas con un caldo tan potente como el de este plato tan típico. ¿El resultado? “Vente un día casa y lo haces, por favor“. Llegaba otro PELOTAZO a nuestra mesa: “Coliflor, mole poblano y nabo-morado” … menudo carácter. Una crema suave, deliciosa y con la fuerza que le daba el mole supremo que bañaba el raso de la vajilla.

Coliflor y mole

Cabeza de lomo

Arroz balilla de anguila del Mar Menor“, otro pescado que muy poca gente conoce (aunque suene raro). Anécdotas a parte sobre el culebreo bajo el agua de este animal tan peculiar (sonrisa), un sabor intenso a TRADICIÓN MARINA sobresalía por cada grano, acompañado de esa contundencia que lleva implícita los arroces de nuestra tierra con el alioli de ajo de elefante y salicornia. TREMENDO. Terminábamos con la “Cabeza de lomo de chato“, más que correcta de sabor pero tal vez más una concesión a cierto tipo de paladares/personas que integrada en el contexto ideado por Julio.

cítrico e hinojo

Boniato

Laringe que nos volvió a refrescar con los “Cítricos e hinojo“, endulzándonos con el “Tocino de cielo de bonitato y crema de zanahoria blanca“. Entraba solo. Aunque, personalmente, el postre que me enamoró fue el “Monocromático blanco” … simplemente DELICIOSO. Los “Petit Fours” remataban con una sorpresa: “Bombón de chocolate, algas y lavanda” y la “Galletita de Ruth“. Un broche perfecto. Ruth, sigo queriendo una caja de esas galletas.

Monocromático blanco

Galletas Ruth y Bombones

Mucha y buena gente la que se dio cita allí anoche. María Dolores, David, José María, Juande, Jose, Ruth, Sebas, Julio Velandrino padre, por supuesto, mis compis de mesa … (seguro que de alguno me olvido). Ganas de conocer a gente en persona cumplidas y disfrutadas. La velada terminaba con la subasta benéfica (reñidísima) de la chaqueta que terminó llevándose Ana … y la camiseta firmada por todos los jugadores del UCAM basket.

Cooketeando

En definitiva: toda una suerte la que vivimos en todos los sentidos (servicio, calidad, cantidad, producto, sabor, detalle, precio, cariño, sencillez, personalidad, humildad, fuerza …) Y aquí debo poner mi particular … inciso cojonero. La misma mañana leí en varios medios locales que el cartel para la corrida de toros benéfica de la Asociación se había cerrado acompañando la noticia de la oportuna foto del político de turno, sin tener el más mínimo atisbo de publicidad sobre este evento también organizado por ella. Una lástima el que no se le diera más relevancia mediática a una oportunidad como la de anoche máxime si tenemos en cuenta que nuestra Tierra necesita (diría que está obligada) promocionar nuestra gastronomía del modo que se merece. Y gente como Julio es todo un abanderado murcianico allá donde va.

placer y buena gente

Mentiría si no dijera que siento debilidad por la gente AUTÉNTICA y Julio, es una de ellas. Sus platos son fiel reflejo de lo que siente por la cocina. Delicadeza, equilibrio, color, compensación, una sencilla humildad cariñosa y pasional por lo que hace que desemboca en un SABOR digno de probar ( seguir, repetir y volver a empezar).

Estaremos esperando ansiosos a su próximo movimiento. Feligreses, con este modo de ser y hacer, no le van a faltar nunca.

Enhorabuena Julio y, ante todo, GRACIAS.

Julio encontrará su sitio. De eso, estoy seguro.

#MurciaSeMueve

 @disparatedeJavi

“Querido Julio … esto es el principio …”
(Foto: forums.chargers.com)

Comentarios

Trackbacks

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *