De Gea, menudo disparate

Y lo que, de un lado, era el deseo del que suscribe y, de otro, del técnico con la cavidad craneal más cuadriculada y protuberante del panorama pelotero, se hizo realidad. David De Gea se quedará, al menos, 4 meses más en Manchester. Todo un #disparate de “no fichaje”.

Lo que viene siendo un “que os jodan!

Desde Madrid se apunta directamente al técnico holandés como principal culpable del esperpento sufrido tanto por el cancerbero español como por el actual guardameta madridista, Keylor Navas. Según su “director deportivo” fueron los ingleses quienes apuraron el cronómetro a la hora de enviar la oportuna documentación. Por contra, desde las Islas, se deja claro que no hubo oferta concreta alguna por el portero durante todo el mes de agosto sino que se remitió el último día a la hora del lunch. Otros informadores directos incluso cargaban laringes contra el abogado del “tico” por cambiar párrafos a última hora.

Y yo me pregunto, ¿y qué más dará el motivo exacto más allá del portazo en su vademécum negociador que ha recibido el máximo mandatario blanco? 

El verdadero y único sabor que llega a mi ácido paladar es el del fracaso a última hora de una inversión que para nada figuraba en el security top del gabinete blanco. Y ello por lo que era un secreto a voces: los únicos que verdaderamente veían como un problema para la presente temporada la portería madridista eran los que se cruzan la corbata todas las mañanas. El aficionado y todo aquel que tenga dos dedos de frente pensaba que gastarse una millonada por el novio de Edurne teniendo a dos porteros, a priori más que solventes, era una REAL ESTUPIDEZ y solo respondía al “yo no me puedo quedar sin fichar en verano” del señor Pérez.

Que sus criterios a la hora de manejar las altas y bajas sean ininteligibles para todos los que han golpeado el balón con los callos alguna vez es evidente. Pero que se haga el ridículo de este modo, es de anestesia general. Si tenías tan claro fichar al jugador, ¿a qué viene tanto retraso y espera? ¿Realmente se hizo oferta por él antes de la fecha que señala el condescendiente Van Gaal? ¿O se esperó a última hora para regatear cual vendedor de alfombras con la duda impresa en el cerebro de si ahora sería o no necesario? Voto por ello. Ya lo pensaba y los esperpénticos hechos me han dado la razón por otra vía: De Gea, sin prisa.

Es hora de Keylor Navas y Casilla. Es hora de confiar. Aunque esa confianza se le haya impuesto por cojones, algo a lo que no está acostumbrado don Florentino Pérez.

@disparatedeJavi

Ya en la Facultad había asignaturas que se le atragantaban …

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *