Top Chef 3, “A Machete”

¡Llegó el día! Una nueva edición de Top Chef para dilucidar quién será el/la sucesor/a de David “Lingüini” y sus diminutivos interminables. Éstos son los 16 #concurChefs que lucharán en este primer programa para coger sus machetes y entrar a la batalla: pincha aquí.

“Venid a por ellos!”

El Jurado, previo control de ansia por volver, recibía a los aspirantes y ya todos flipaban cuando veían a Montse Estruch, toda una Primera Dama de la cocina española que se declaraba con “muchas ganas de demostrar“. “Top Chef es como un regalo que no se qué es y hasta que no lo abra no sabré qué encontraré“, decía Susi. Viendo el plantel, no hay duda. A priori hay un nivelazo de nuevo en el programa. Eso sí, comprobamos como Clavijo y sus “venidas abajo de mundo” no habían visto las dos ediciones anteriores sorprendiéndose al saber que solo 13 de 16 se llevaría el estuche negro a la cama. Fraü María Espín vociferaba. Más bien “empezaba a”. “Aire, mar y tierra” esperaban a los cocineros.

¡No sé a vosotr@s, pero a mi Luca me mola!

Los primeros cuchillos se iban a decidir por “AIRE“. Cuatro serían los que entrarían sin agonizar más en las cocinas de Top Chef. Las caras de más de uno viendo a Paco Roncero tomarles el humo, un poema. Clavijo y su mundo nuevamente por los suelos. Alejandro Platero se declaraba fan de las galletas de humo. Carlos pensaba en un espeto y Luca “Maese Cámara” en ventresca. Mientras tanto Julio veía como su querida Montse le echaba más sal a los champiñones lo que le dejaba sin conocimiento de electrónica por un momento: “Me gusta rodearme de gente mayor, noble … lo bonito de esta profesión es escuchar y aprender“. Oriol aprovechaba para presentarnos lo que seguro nos dará algún dolor de cabeza: “free style” … o lo que es lo mismo “he viajado mucho, he cocinado mucho … pero no sé cómo ahumar”. Tranquilidad. Frau María seguía berreando y poniendo muy tensos a TODOS en sofá y plató, en especial, a Luca y Carlos “el planchaico a la tercera”. No me extraña. Tanto ímpetu acabaría con el primer mega hostión de la temporada lo que casi apaga su “on fire” pero lo que verdaderamente importaba,  sus decibelios, no.

“On fire!!!”

A los que más se les veía centrados eran a Alejandro, Sergio y Marcel “el alemán impaciente” por entrar en Top Chef. Jesús “tranquilo y barroco” nos dejaba la que sería la perla de la noche: saber que decoraba todo tipo de hortalizas y frutas … y haberle dado de cenar entre otros a Fernando DiCaprio. Pues eso. Grandioso. Un poco antes de finalizar los 45 minutos de la prueba, Clavijo casi se lleva un dedo por delante pero todos consiguen emplatar lo que daba paso a ese “salta, salta, que ahora…” de Alberto Chicote viendo la alegría de Frau María: “en vez de limpiar, salta“, susurraba Susi para, acto seguido, escuchar “eso parece la mesa de todo menos de un cocinero” … Empezaba duro el día.

“Sutileza y humo … nunca me habían dicho algo tan bonito”
(Marcel entraba)

Ahora veré si me habéis vendido humo“, aclaraba Paco Roncero antes de la primera ronda de catas: Alejandro Platero y su all i pebre customizado, Carlota y su tartar, Luca y su ventresca “casi al punto”, Frau María y sus dados de ternera sin ahumar, Marcel y sus berberechos con carabinero (recibiendo el primer “gracias” de Paco), Julio y su no sabremos qué fue, Montse y sus langostinos con cebolla (segundo), Jesús y su “Honorato´s Revival”, o Sergio y su cebolla ahumada, Oriol (tercero), Mª Paz (cuarto), platos que no vimos, Carlos y su espeto, fueron desfilando por el paladar del Juez antes de reunirse con sus compañeros de Jurisdicción y decidir qué cuatro #concurChefs serían los primeros en aposentar el trasero en el sofá del almacén. “Seis posibles y dos muy buenos“. Finalmente serían Carlos, Luca, Alejandro y Marcel al grito de “Viva Merkel” los que celebrarían su entrada.

La siguiente eliminatoria, de la mano de Susi, se basaría en el “MAR“. Deberían preparar cualquiera de los pescados de los que disponían “respetando siempre el producto y donde lo más importante fuera él“. Otros 45 minutos para saber quiénes serían los siguientes. Y asistimos al primer “corre, tira, pega, empuja”. Pasando como una manada de AT-AT en cortocircuito por las mesas de trabajo y al son del “hala! a tomar por culo todo” de Paco Roncero, los más hábiles se quedaban con el pescado que preferían: Clavijo “el ladrón sardinas”, Iván “sick boy” cogía toda la morralla allá por donde pasaba, “Free style” decía cocinar otro plato inédito,  Mari “Ripley” Paz dejaba claro que a ella “le gusta que la gente haga lo que ella dice” y todos se ponían al lío apurando los minutos entre desconocimientos del animal que tenían entre manos: Carlota confundía un congrio con una raya sin ya saber al final qué era, pero a ello se ponía. Mientras el segundero llegaba a cero, Alberto Chicote sufría la idea del regidor de ponerle a favor del viento.

Las caras de Luca, highlights.

Susi sacaba el látigo y Alberto la veía “on fire”: a Julio se le olvidaba echar la sal al caldero del Mar Menor, Oriol cocinaba una oda a la miel en falsa carrillera, Sergio una merluza con pintaza, Frau María un congrio con berberechos, Mari “Ripley” Paz el plato que más me gustó (Sardina con gel de mojete manchego, genial esa “ensaladica de tomate y sardina”), Jesús “el decorador de plato hondo” un rape en salsa verde o Iván y su morralla a tralla esperaban el veredicto de la ilicitana mientras la miel hacía mella en el “estilista libre”. Frau María se marcaba unas flexiones contra el frío: Montse “cocinera como un pino“, Alex Clavijo, Mari Paz y María eran los siguientes en acceder al sofá relajante. La cara de Luca al verla entrar y montar su show … jajajaja … no puedo evitarlo … “a mi no me va“, decía.

“No le gusta mi gazpacho a Chicote?”

Tercera ronda, “TIERRA“. El vigilante, Alberto Chicote. Sin utilizar una serie de utensilios que se marcaban con una pegatina (gadgets varios), les pedía que en sus posibles últimos 45 minutos cocinaran un gazpacho. A Julio se le iluminaba la cara. El ansia de saber que es algo que podía darle el pasaporte al almacén le hizo olvidar la primera regla: no utilizar “eso”. Casi se ve expulsado del programa pero, finalmente, se dio cuenta y no llegó a escaldar esos tomates. Sabéis que me alegro. Culo de pepino en frente y a seguir. Borja se obsesionaba con un salmonete y pretendía calzarlo en el plato a pesar de las reiteración de Alberto de que reordenara su cráneo. Finalmente rectificó. El tiempo finalizaba y el Juez preguntaba: “Hay 8 gazpachos? Ahora os lo diré …

Oriol e Iván ahora son inseparables.

Borja y su torrija en foto finish, Jesús y sus rabitos de cherry, Sergi y su gazpacho a priori incomprendido, Oriol y su “voy a asegurar”, Vanessa y su no sabemos muy bien ese tartar, Julio (“ya tengo mis cuchillicos”) y Carlota se disponían a seguir sufriendo un poco más: “Sergio, esto es un plato de los que se recuerdan“, Carlota, Oriolte daré mi piel” y Juliono sabes lo que es la presión” fueron los elegidos por Alberto Chicote. Eso sí, quedaba aún una manta que entregar. Una última oportunidad.

“Entro … por mi mojete!”

 Para salvar el mandil iban a tener que darle protagonismo a algo que “solemos utilizar para potenciar, matizar …” los platos: cítricos, concepto que vimos que alguno no tenía claro. Tres cuartos de hora más de sufrimiento para alcanzar la gloria o salir por la puerta que nadie quiere. “Cocinad rico” es lo que se pedía y allí que tensión en mano estaban listos para jugársela. En el almacén alguno que otro confesaba a quién le gustaría ver entrar por la puerta. En cocinas, Iván “Sick Boy” escogía la cereza como “cítrico”, Jesús preparaba un ceviche con orgía de éstos, Borja cambiaba nuevamente de opción y Vanessa entraba en un bucle de autodestrucción nerviosa que le llevaría a esperar el Oscar a actriz principal un poco más: “tienes la cabeza igual que la mesa“, le decía Alberto.

Carlota estaba dentro …

Fin de tiempo. Iván presentaba su foie con asimilado de cítricos y mención a otros. Paco Roncero lo pillaba a la primera y le ponía carita de “vamos, no me jodas, anda” cuando el talaverano le decía que “la cereza puede ser cítrica dependiendo de su etapa de vida” … con dos cojones. Vanessa … pues lo que vimos, un desastre de alteraciones cardiovasculares y Borja presentaba su bombón deshecho de mandarina frente al carpaccio raruno de Jesús. Tras un leve paso por el almacén asistían a su última valoración. Por sorpresa (al menos, mía) sería el “decorador de sandías de Fernando DiCaprio” el que se haría con la última manta de cuchillos (algo que, viendo la cabecera del programa, ya se sabía). Estos fallos siguen cometiéndose. Y alguna otra pista más … Ya tenemos a “Honorato II”.

“Free Style” … ahá … ya …

Así empezaba la “competición de cocina más dura del mundo”. 13 elegidos “a machete”. Borja, Vanessa e Iván desfilaban.. Alguno con más autocrítica que otro. Hasta aquí la vuelta de Top Chef. Nivelazo el que hay en más de un #concurChef este año. A pesar de ser la tercera entrega siguen viéndose los nervios en los platos. Bienvenidos son los #RonceZás que se unen a las ya clásicas #ChicoteDudas. Esperando ansioso el verdadero inicio de la competición con la vuelta de cuatro “clásicos”: Miguel Cobo, Bárbara, Honorato y Carlos “Bacterio Extremo”. En definitiva, ¡qué largo se ha hecho este año!

Los #giliMotes definitivos deberán cocerse con algún programa más pero creo que no pasará mucho tiempo hasta colocar el dorsal final. Ya hay más de uno asignado.

Vamos con mi selección de highlights de los que, ayer, hubo una buena retahíla:

Alberto agonizando con la idea del regidor.

– “No sé por qué hay mucha gente que no conoce mi tierra, será porque estamos en una esquinica … en Murcia tenemos la mejor comida, las mejores mujeres … y ya está” … pijo! jajajajaja, grande Julio Velandrino.

– “Tienes la mesa llena de MIERDA#RonceZás a Frau María.

– “Antes se ha caido una tia y no le he hecho ni caso“, jajajaja, Luca y sus caretos.

– “Solo falta la playa, la cerveza …“, Carlos sobre su “espeto” … “y algo más“, #RonceZás

– Los pensamientos de Alberto Chicote sobre la idea del regidor de colocarlo a favor del viento y tragarse todo.

– “Me he apelotonao“, expresión murcianica donde las haya.

– “Gazpacho? … gazpacho? … salmonete?“, #ChicoteDuda. Borja sí se “apelotonó” pero bien.

– “Las cosas de decoración … en el salón o wc“, Alberto a Jesús.

– “Es plano … Así es como te gustan a ti las cosas, no?“, Roncero a Jesús. Completaba su hat trick el primer programa.

Hemos vuelto … Salmonete sobre carbón.

GiliConcept Art & Writting by @disparatedeJavi

GiliMontaje Carátula by @silviacalavera

¡Las hordas de seguidores petaron ayer Twitter!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *