Lopetegui, ¿revolución o continuidad?

Tras semanas de incertidumbre, porras de barra, artículos interesados, nombres que enervaban vello púbico y apuestas sin cabeza, habemus seleccionador nacional: Julen Lopetegui. La pregunta que todo aficionado se hace ahora es ¿continuará con el modelo o dará un giro a la idea de juego?

Una buena declaración de intenciones es la que le escuché de su boca anoche en la emisora episcopal: “No me gusta el concepto tiki taka“. Que los hooligans de este invento no se rasguen aún la ropa interior. Se refería a que reducir el juego de La Roja al toque eterno no era de su agrado. Yo, iría aún más lejos. En esas palabras intuyo – al menos así lo deseo – que el fútbol, como el resto de mortales lleva viendo tres años, no se acaba en un rondo continuo y a ratos sin sentido en el libreto del nuevo seleccionador. Que parece dispuesto a desterrarlo como única opción. Eso se llama inteligencia.

¿No queréis seguir solo con el tiki taka?

Campeón de Europa con la sub19 y sub21 parece cumplir a la perfección con el perfil que se buscaba. Personalmente me gusta más un pequeño genio vasco que doma leones pero creo que su trayectoria en las inferiores debe ser un buen aval de confianza inicial para él. Yo se la voy a ofrecer.

Al menos hasta que sobre el piso demuestre si realmente seguirá una línea continuista marcada por el aburrimiento y poco mordiente que nos ha acompañado desde 2013 o, por contra, optará por la combinación de aspectos y matices que el fútbol nos lleva enseñando tanto tiempo. Véase el juego directo, de contraataque y/o por banda con extremos que tanto hemos menospreciado.

Respecto a los jugadores que contarán con la confianza del nuevo Seleccionador me atrevería a apostar que, de la “vieja guardia” que ha terminado el bochornoso torneo jugado este verano como titulares, pocos seguirán gozando de su condición de “fijos”. Ramos, Piqué, Alba, Busquets e Iniesta son los únicos que veo con esa etiqueta para el nuevo seleccionador nacional además de De Gea por mera coherencia.

Los Thiago, Isco, Koke, Alcácer, Carvajal … ,”sus muchachos”, ya son señalados como el relevo inminente de los Juanfran, Silva, Cesc … No seré yo el que diga que me parece mal. De hecho apostaría y creería en ello(s). Pero, por mucho cromo que se baraje, lo primordial seguirá siendo saber si Lopetegui apostará por seguir una forma de jugar que inventó un filósofo en base a unos jugadores y su momento de esplendor, harto extinguido, y es cuando ruego a Tutatis que no sea así. Recuperar esas cosas que distinguían la España de Luis Aragonés de la de hace muy poco.

La idea con la que don Vicente Del Bosque ha muerto muchísimas millas antes de la orilla renunciaba a aspectos dinámicos del juego que hoy día es de necios obviar encorsetándose en una terquedad a la hora de diseñar. Señor Lopetegui, no desprecie al rival, el fútbol es maleable y suerte con el golpe de timón que a todas luces se necesita pero no todos están dispuestos a admitir bajo el manto de un agradecimiento caduco. ¿Es usted ese hombre?

(Foto portada: elcondifencial.com)

@disparatedeJavi

Piezas para salir del laberinto, hay.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *