II Premios de la Gastronomía de la Región de Murcia

Anoche se celebró en el Auditorio la gala de entrega de los “II Premios de la Gastronomía de la Región de Murcia” organizados por el diario “La Verdad“. Como sufro de incontinencia escrita, aquí os dejo unas breves líneas sobre lo que sucedió anoche, siempre según mi inconformista perspectiva.

Vaya por delante mi felicitación a los premiados:

Jesús López Blázquez, mejor jefe de sala (“Cabaña Buenavista”).

Juan Antonio García, mejor jefe de cocina (“El Churra”). Recogió su sartén dorada tal como es. Sus minutos en el escenario, un gran ratico.

David López Carreño, proyecto revelación con su “Local de Ensayo”. Suma y sigue.

Francisco Miguel López, mejor restaurante tradicional (“La Pequeña”), que si bien con su cocina se ha ganado al murciano durante años, anoche lo hizo conmigo al darle un “zasca” más que merecido al extraño maestro de ceremonias elegido para esta edición.

Al equipo de Pablo González, mejor restaurante creativo (“Cabaña Buenavista”), que repetía galardón y que soltó parte del lastre emocional que lleva acumulando en los últimos días haciendo partícipe a gran parte del auditorio.

Y premio a toda una vida para don Raimundo González que no pudo asistir por problemillas de salud pero que supo enviar al mejor embajador y orador de toda la noche. Sin duda.

Resultado de imagen de beetlejuice movie gif

“¡Julius, Julius, Julius! El protocolo y estudio me lo paso por los huevus!”

En definitiva una gala que, si no llega a ser por un presentador que dio muestras más que evidentes y repetidas de no ir preparado o por algún que otro discurso cuanto menos extraño y desconcertante del político de turno, podría haber quedado redonda dado que la cena ofrecida a continuación fue bastante acertada. ¡El papadum forma parte ahora de los snacks!

El amigo Julius, que no se cansó de repetir sus raíces murcianas (imagino que para justificar que estuviera sobre el escenario y no alguien verdaderamente de aquí) para demostrar una y otra vez que debió ser cuando aún portaba pañales, interrumpía una y otra vez a los premiados en aras de perfeccionar su particular show que comenzó diciendo que se encontraba en los “Premios de La Razón”. Bueno, cuestión de gustos. Rumor generalizado. Ya pasó.

Agradecer a “La Verdad” su invitación y la organización de estos premios. Todo suma y contribuye pero, aprovechando la presencia política, me preguntaba y pregunto: ¿por qué no hay unos premios de la gastronomía murciana organizados a nivel institucional? ¿Unos Gastro Oscar murcianos respaldados por el Gobierno Regional? Tal vez sería una muy buena opción a insertar en ese Plan que se dice poner en marcha. Quizás, y solo quizás, fueran fuente de motivación para restauradores y demás profesionales de la gastronomía y no únicamente el aspirar a formar parte de un “club”.

Yo y mis cosas.

@disparatedeJavi

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *