Big Little Lies

A destiempo pero ya puedo decir que he visto y disfrutado una de las series del año 2017 en HBO. Big Little Lies es de las indispensables, sin duda. Una historia corriente y cotidiana en todo su metraje con un final, aunque bastante previsible, brillante. Aquí, mi #gilicrónica.

El que no haya visto aún esta serie, está tardando. “Grandes mentirijillas” es una serie de mujeres para ellas y ellos. Una serie sobre la vida real, la pareja, la amistad, la educación de tus vástagos, el egoísmo, la complicidad, la estúpida sociedad del prejuicio interminable, la desigualdad … en definitiva, una historia verdadera. Un guión excelso interpretado por un reparto maravilloso en el que destacan (¡y de qué manera) sus protagonistas femeninas. Si bien Nicole Kidman (Celeste) se alzó hace bien poquito con el Globo de Oro a la mejor actriz de serie televisiva, me cuesta decidirme entre ella y el resto: Reese Whiterspoon (Madeline) hace que pases de considerarla insoportable a querer abrazarla; Laura Dern (Renata, Globo de Oro a impresionante secundaria) de villana a heroína; Shailene Woodley (Jane) te borra de un plumazo cualquier recuerdo infame de esa saga para adolescentes que llevan tiempo conociendo su cuerpo; Zoë Kravitz (Bonnie) o como el talento brilla de modo sereno y contundente.  Un reparto tremendo desarrollando un trabajo sublime.

Resultado de imagen de big little lies gif

¿Hasta el 2019? ¿Estamos locas?

Ellos, incluido Alexander Skarsgard (Perry) a pesar de levantar la estatuilla como mejor actor secundario, son compañeros del maravilloso baile que interpretan las féminas. Adam Scott (Ed) y James Tupper (Nathan) fluyen bajo su compás aportando los momentos justos de comedia en la trama/drama. Todo en un ovillo bien hilado.

Una serie merecedora del galardón a mejor serie limitada, ardua tarea entre los productos de calidad que hoy día podemos degustar en las distintas plataformas. Auténtico cine sin salir de casa. Una banda sonora simplemente genial. Unos silencios y primeros planos muy de Scorsese. Y grandes momentos para el recuerdo y reflexión. Tensión y vergüenza ajena. Sonrojo. Luz y muchas sombras. El ser humano. Las reglas no solo en Monterrey.

El guionista David E. Kelley (adaptando el libro de Liane Moriarty) tiene un duro trabajo por delante para la segunda temporada ya confirmada. Lástima que tengamos que esperar al 2019 para ver si estas MUJERES consiguen mantener su (el) único objetivo y fin: ser felices. Las esperaré sentadito en la terraza de Tom (Joseph Cross). Eso, seguro. Big Little Lies.

@disparatedeJavi

 

Trackbacks

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *